Qué hacer si tienes pánico o ansiedad al conducir

Muchas personas desarrollan un temor excesivo al tomar el volante de un automóvil, esto podría deberse a un trauma o un pánico generado por alguna otra circunstancia que incluso podría no estar relacionada con el automóvil.

Conducir requiere muchas responsabilidades y estar alerta en todo momento para evitar un accidente.
Conducir requiere muchas responsabilidades y estar alerta en todo momento para evitar un accidente.
Foto: Pixabay

No es inusual estar estresado mientras conduces, especialmente en el tráfico denso. Pero para algunas personas, al conducir la ansiedad hace más complicado todo. Algunos pueden desarrollar una fobia por el estrés postraumático de estar involucrados en un accidente o presenciar uno grave.

Experimentar una avería en el vehículo también puede ser una experiencia desgarradora. Practicar la seguridad en el automóvil puede ayudar. Pero para algunos, el pánico puede deberse a algo no relacionado con la conducción.

Síntomas de la motofobia

Si experimentas un miedo extremo sin ninguna razón lógica, es posible que estés teniendo un ataque de pánico. Se diferencia de un ataque de ansiedad, que ocurre al preocuparse por algo. Cualquiera de las dos condiciones es difícil de manejar al conducir porque tu atención debe estar en la carretera.

Un ataque de pánico real es como su nombre lo indica. Te pone en un estado de pánico. Según Healthline, los síntomas incluyen los siguientes:

– Un latido cardíaco rápido y palpitaciones del corazón.
– Mareos y / o sensación de hormigueo.
– Dificultad para recuperar el aliento y, a veces, sensación de asfixia.
– Aparición repentina de sudoración y / o escalofríos.
– Dolor de pecho, cabeza o estómago.
– Miedo extremo.
– Sintiendo que estás perdiendo el control.

Puedes heredar los ataques de pánico de tu familia. También pueden surgir debido al estrés postraumático de algo no relacionado con la conducción. Los cambios de vida severos y el estrés también pueden provocar ataques de pánico.

¿Qué hacer cuando experimentas pánico o ansiedad al conducir?

Ya sea que tengas miedo a conducir o que normalmente te sientas cómodo al volante, puedes hacer algunas cosas para ayudar a calmarte cuando sientas una ansiedad extrema al conducir. Si alguien está contigo, dile lo que sientes. Sal de la carretera si es posible. Si te encuentras en un lugar seguro, sal del automóvil y camina. Y si no puedes detenerte, prueba uno o más de los siguientes:

– Enciende el aire acondicionado para que te sople en la cara o abre las ventanas.
– Enciende tu música o podcast favorito.
– Bebe una bebida fría sin alcohol.
– Chupa suavemente un caramelo duro agridulce.
– Toma respiraciones largas y profundas.

Algunas personas tienen la suerte de experimentar sólo un ataque de pánico en su vida. Para otros, los ataques pueden continuar. Si has experimentado uno mientras conduces, debes estar preparado para la posibilidad de que vuelva a suceder. Lleva siempre agua y una botella fría de tu bebida favorita. Mantén también un alijo de tus dulces favoritos en el automóvil.

Diagnóstico y tratamiento de la ansiedad al conducir

Las fobias no son tan inusuales. Alrededor del 12% de los estadounidenses le tienen mucho miedo a algo, ya sean ascensores, arañas o conducir. Si tienes ansiedad al conducir, puede ser útil utilizar un vehículo conocido por su buen historial de seguridad. Pero también debes consultar a un especialista en salud mental. Existen tratamientos para las fobias y los ataques de pánico. Un médico o terapeuta puede ayudarte a decidir cuál funcionará mejor para ti.

A veces es mejor superar la ansiedad. Después de detenerte a descansar, si puedes continuar en tu ruta, te ayudará a saber que puedes superar el miedo.

Aprender qué es lo que te funciona mejor para sobrellevarlo te ayudará en el futuro, ya sea que tengas ansiedad al conducir o ataques de pánico. Los medicamentos también pueden ayudar al disminuir la posibilidad de ataques de pánico en toda regla.

La mayoría de nosotros usamos nuestros autos a diario o casi a diario. Conducimos hacia y desde el trabajo, llevamos a los niños a la escuela, vamos al mercado y hacemos otros recados. Para aquellos que sufren de ansiedad al conducir o experimentan ataques de pánico, encontrar el mejor tratamiento es clave para hacer frente a estas y otras necesidades de conducir.

Encontrar ayuda para aprender a manejar tu ansiedad podría incluso permitirte disfrutar conduciendo. Quizás incluso estés listo para tu próximo viaje por carretera.

*********

TE PUEDE INTERESAR:

Por qué el Toyota Camry Solara tiene 350% más posibilidades de ser detenido por la policía en Estados Unidos
Por qué razón los viajes por carretera pueden dañar tu automóvil más de lo que te imaginas