Qué tener en cuenta si quiero comprar un auto usado bajo un lease

A pesar de estar usados, los vehículos que han sido alquilados anteriormente pueden representar una buena opción de compra por su bajo costo y por estar en perfectas condiciones

Qué tener en cuenta si quiero comprar un auto usado bajo un lease
Los vehículos que han sido arrendados, al haber estado sometidos a mantenimiento constante, suelen ser una buena opción de compra.
Foto: Gustavo Fring / Pexels

Si recientemente te has propuesto comprar un auto, valdrá la pena que hagas una buena revisión de las distintas opciones que se encuentran entre los autos que han sido alquilados anteriormente. A pesar de no ser nuevos, estos vehículos cuentan con muy poco uso y se encuentran en perfectas condiciones debido a que son sometidos a constantes controles de mantenimiento, controles de kilometraje y demás condiciones que garantizan su integridad casi absoluta. Se trata de un auto usado, pero difiere de los demás autos usados porque su buen aspecto y su buen funcionamiento está garantizados por quien lo ofrece.

A menudo, este tipo de vehículos son ofrecidos en concesionarios o en subastas organizadas por compañías de arrendamiento de autos. Para realizar este tipo de compra, la mayoría de los expertos recomienda tener en cuenta algunos aspectos esenciales que deben estar en orden antes de tomar una decisión final:

1. Edad del vehículo.

2. Kilometraje.

3. Condiciones interiores.

4. Condiciones exteriores.

5. Alteraciones interiores o exteriores.

6. Registro de mantenimiento.

Estos criterios no tienes que aplicarlos a un solo vehículo, así que trata de no dejarte impresionar por las primeras opciones. En este tipo de mercado hay muchísimo de donde escoger, así que es recomendable que te tomes el tiempo necesario para observar, para comparar y para decidirte. También para visitar varios concesionarios y poder enterarte de lo que ofrecen. Una vez ubiques la opción que más se ajusta a tus necesidades, será preciso que lleves a cabo las siguientes acciones para proteger tu compra:

1. Solicita un informe del número VIN del vehículo, el cual te aclarará muchísimos detalles sobre su historial de vida.

2. Realiza una inspección previa. La puedes hacer tu mismo, pero lo más recomendable es que lleves a algún experto que te dé su opinión. Si el concesionario lo impide, entonces no es recomendable comprar el vehículo.

3. Solicita una garantía extendida en caso de que el vehículo no se encuentre certificado luego de su arrendamiento, es decir, en caso de que no haya pruebas concretas de haber pasado por el estricto control de mantenimiento que los concesionarios aplican sobre este tipo de vehículos.

Lo ideal será que el auto que elijas sea un vehículo usado certificado, ya que tendrás la garantía de que se encuentra en muy buen estado de funcionamiento. Además, estos vehículos tienden a pertenecer a las últimas generaciones, otra ventaja que podría ser muy atractiva a pesar de que tengas que pagar un poco más.

También te puede interesar

¿Qué tipo de préstamo puedo obtener si el auto que deseo comprar es muy barato?