Razones por las que la transmisión manual se pone dura al cambiar de velocidad

Cuando la transmisión manual se pone dura al cambiar de velocidad, nada va a ser una solución fácil o accesible. A menos que la falla sea solo falta de aceite, pero las demás reparaciones necesitan ser realizadas por un profesional y serán algo costosas

Palanca de velocidades dura.

Varias pueden ser las fallas que causan que la palanca de velocidades este dura. Crédito: Shutterstock

Una transmisión manual es una caja de cambios que no puede alterar la relación de cambio por sí sola, requiriendo la intervención del conductor para hacer esto. Por lo tanto, se diferencia de una transmisión automática en que esta última sí puede cambiar de velocidades de forma autónoma.

Conducir un vehículo de transmisión manual te brinda todas las capacidades de cambio que puedas necesitar. 

En comparación con los vehículos de transmisión automática, en los que el convertidor de par controla los cambios de velocidad, los vehículos de transmisión manual están equipados con un embrague independiente que permite que las velocidades giren libremente. 

Sin embargo, existen fallas que pueden hacer que la palanca de la transmisión se ponga muy dura al querer hacer los cambios de velocidad. Esto puede ser muy inconveniente para manejar y puede dañar otras partes del vehículo.

Por eso, aquí te decimos algunas de las razones más comunes por las que la transmisión automática se pone dura al cambiar de velocidad.

1.- Anillo sincronizador

Es una especie de embrague que permite que los componentes que giran a diferentes velocidades sincronicen su aceleración y eviten el engranaje de marchas hasta que se sincronice. 

Si los dientes de este anillo están dañados de alguna manera, el resultado es una transmisión manual difícil de cambiar cuando está caliente.

Puedes verificar el desgaste entre el anillo de bloqueo y el engranaje usando un calibrador de espesores y comparando la medida con las especificaciones.

2.- Manga del cubo

Esta parte del sistema conecta y pone en funcionamiento el engranaje principal con el engranaje central. Se mueve a lo largo de la dirección en la que cambia la velocidad. Sin embargo, cuando el manguito del cubo se rompe o se aprieta excesivamente, hace que la transmisión manual sea difícil de cambiar.

3.- Engranaje del cubo

Al ser un sistema de cambio de relación de transmisión, este engranaje interno actúa como un puente entre los engranajes pero no puede girar libremente. Este componente se encuentra principalmente entre la primera y la segunda velocidad, y detrás de la tercera y la cuarta velocidad. 

Cuando el engranaje se daña, comienza a causar problemas de cambio de transmisión, por eso es difícil cambiar la transmisión manual a la primera velocidad.

4.- Poco aceite para engranajes

El bajo rendimiento del vehículo se debe a que el aceite en el engranaje no se cambia periódicamente o se está filtrando. Esto puede producir un ruido o chirrido al cambiar de velocidad, lo que también dificulta su funcionamiento. 

Por lo tanto, cambiar el aceite de la transmisión con regularidad es vital para evitar que el cambio de marchas se mueva con dificultad.

***

Te puede interesar:

Qué es la paleta de cambios en el auto y cómo la debes usar
Ventajas y desventajas de una palanca de velocidades corta

En esta nota

mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain