Según Elon Musk, los costos de las materias primas son los responsables del aumento de los autos Tesla

La declaración se dio a través de Twitter, donde uno de los seguidores criticó el aumento de los precios y recibió la respuesta de Elon Musk, quien señaló a la cadena de suministro como el factor responsable

Foto del Model 3 de Tesla

La semana pasada, el precio de los autos Tesla subió entre $2,000 y $5,000. Crédito: Tesla | Cortesía

Elon Musk sostiene que el costo de las materias primas son el factor responsable del aumento de los precios de los autos de Tesla en las últimas semanas. La declaración fue breve y se hizo a través de la red social Twitter, cuando un usuario manifestó su descontento. El fundador de Tesla respondió al tweet no solo afirmando que los precios estaban fuera de control, sino también asegurando que todo este caos provenía de la cadena de suministro.

Este fenómeno no es exclusivo de los autos nuevos, también está sucediendo con los autos usados del gigante tecnológico, los cuales han alcanzado cifras altas en comparación con otras ofertas en el mercado. Para los expertos, este problema va más allá de la cadena de suministro, siendo también producto de la increíble demanda de estos autos y de los problemas de producción que ha presentado la marca en los últimos meses, problemas que le han impedido cumplir con esa demanda.

Foto de la Cybertruck de Tesla
Esto también podría afectar el precio de la Cybertruck, cuya producción se inicia a finales de este año./ Foto: cortesía Tesla.

Uno de los principales obstáculos en la producción está representado por la escasez de chips de computadora, la cual ha sido identificada como un gran problema por el mismo Elon Musk. A esto se suma el precio de los componentes para crear baterías, como el litio y el cobalto, dos materiales cuyos precios han ido en aumento y han obligado a otras empresas, como BMW, a mudar toda su tecnología a otras formas que puedan prescindir de dichos materiales y que le permitan cumplir sus ambiciosos planes para lograr la electrificación.

Por ahora, la marca ha frenado las entregas de sus modelos más caros para dedicarse a la inmensa demanda del Model 3 y el Model Y, sus modelos más populares. Todo esto mientras lucha con supuestos problemas químicos, laborales y ambientales en su gigafábrica de Berlín y todos los señalamientos por su piloto automático, supuesto responsable de varios accidentes fatales en los últimos años.

También te puede interesar

La F-150 Lightning de Ford lidera la batalla de las camionetas eléctricas con un 32% de estadounidenses interesados

En esta nota

autos eléctricos industria automotriz

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain