Síntomas de un sensor de relación aire-combustible defectuoso en el auto

Cambiar el sensor de relación aire-combustible es una solución bastante simple y barata si la solucionan rápidamente. Atender tu auto lo antes posible puede evitar problemas más graves y costosos en el futuro

El sensor  de relación aire-combustible hace que tu auto trabaje correctamente.
El sensor de relación aire-combustible hace que tu auto trabaje correctamente.
Foto: Shutterstock

Un sensor de relación aire-combustible es un dispositivo simple que se encuentra en el motor de tu vehículo. Este se encarga de medir constantemente la cantidad de oxígeno en los gases de escape y envía esa información al ECU.

Gracias a la función del sensor de relación aire-combustible tu motor puede saber si debe funcionar mejor, funcionar con menos eficiencia, optimizar para ahorrar combustible o si te gusta algo de velocidad, tu ECU puede incluso optimizar el rendimiento.

Todo esto nos dice que el sensor de relación aire-combustible siempre debe estar en óptimas condiciones De lo contrario el sensor le indicará a la ECU que encienda luz de check engine en el tablero de tu auto y tendrás que llevar tu auto con el mecánico para que haga los arreglos necesarios.

¿Se puede conducir con un sensor de aire-combustible defectuoso?

Sí, puedes conducir con un sensor de aire-combustible defectuoso, pero no es recomendable conducir con la luz de verificación del motor encendida durante mucho tiempo. Podría ser solo su sensor de aire y combustible, pero también podría ser algo más serio dentro del motor y las reparaciones pueden ser más costosas.

Síntomas de un sensor de relación aire-combustible defectuoso

1.- Ralentí irregular

Si por alguna razón nota que su motor sube en revoluciones, luego baja, luego se forza un poco y luego vuelve a la normalidad, es posible que tenga un ralentí irregular. También puedes sentirlo a través del piso mientras se sienta en el auto con el motor encendido y el vehículo en parking.

Esto puede ser un síntoma potencial de un sensor de aire/combustible defectuoso.

2.- Sonido del motor

Si tu auto emite un sonido metálico, casi como un traqueteo, cuando acelera desde una parada y no siempre lo ha hecho, es posible que tenga un sensor de aire-combustible defectuoso. Este traqueteo a veces es llamado golpe de chispa.

Si no tiene suficiente aire o demasiado aire en la mezcla de aire y combustible, podría terminar con una combustión incompleta. Esto enviará gases nocivos a la atmósfera que ninguno de nosotros quiere respirar.

3.- Pobre millaje de gasolina

Si notas que el rendimiento de combustible de tu auto ha cambiado y que ahora obtienes menos millas por galón de lo normal, deberías revisar el sensor de relación aire-combustible para ver si hay algún problema.

4.- Caída en la potencia del motor

Sientes una caída repentina en la potencia del motor, esto es un síntoma potencial de un sensor de aire-combustible defectuoso. Lleva el auto con tu mecánico de confianza y lo revisen. 

***

Te puede interesar:

Qué es el sensor IAT y cómo saber cuándo ya no funciona
Cómo cambiar un filtro de aceite que quedó atorado en tu auto