3 razones por las que el auto puede no tener corriente eléctrica

El sistema eléctrico tiene partes muy importantes que si llegan a fallar, estás harán que tu auto deje de funcionar. Lo mejor es tener todo el sistema en buenas condiciones y estar al pendiente de qie todo se encuentra en optimas condiciones

Falla eléctrica de auto.

Si el sistema eléctrico de tu auto falla, este puede dejar de funcionar. Crédito: Shutterstock

Entre los diferentes sistemas con los que cuenta un vehículo, el sistema eléctrico es uno de los más importantes. Muchas veces, se lo descuida y se lo subestima, pero cumple roles fundamentales que hacen que el vehículo funcione. 

El sistema eléctrico es el que se encarga del encendido del auto, del arranque, del control de la batería, de la carga, de la iluminación, entre otros complementos eléctricos.

Las funciones del sistema eléctrico son muchas, pero estas son las tres principales.

1.– Suministrar energía al sistema de chispa
2.– Arrancar el motor del auto para funcionar
3.– Brindar la energía eléctrica necesaria a la bocina, al equipo de sonido, a los sensores y a otros accesorios.

Sin duda el sistema de corriente eléctrico cumple con funciones muy importantes para el auto y si este no funciona, el vehículo en general puede dejar de funcionar. Por eso, aquí te decimos tres razones por las que el auto puede no tener corriente eléctrica.

 1.-Cables de batería y enlaces fusibles defectuosos

Las conexiones de la batería siempre deben ser las primeras sospechosas en este tipo de situaciones, tanto porque son las probables culpables como porque son relativamente fáciles de verificar.

Si encuentras una conexión suelta en el cable positivo o negativo, querrás apretarlo. Si notas mucha corrosión en los terminales de la batería, es posible que desees limpiar tanto los terminales como los extremos del cable antes de apretarlos todo.

Algunos vehículos usan enlaces fusibles, que son cables especiales que están diseñados para actuar como fusibles y fundirse para proteger otros componentes. Estos son componentes necesarios y valiosos en las situaciones en las que se usan, pero el problema es que los fusibles pueden volverse quebradizos y algo menos que flexibles a medida que envejecen. 

Si tu vehículo tiene enlaces fusibles, es posible que desee verificar tu estado, o simplemente reemplazarlos si son viejos y nunca se han reemplazado, y luego ver si eso soluciona el problema.

2.- Switch de encendido dañado 

Un mal switch de encendido es otro posible culpable, aunque verificar y reemplazar uno es un poco más complicado que apretar los cables de la batería.

La parte eléctrica del switch de encendido generalmente se ubica en algún lugar de la columna de dirección o el tablero, y es posible que deba desarmar una variedad de piezas de acabado para poder acceder a él. Si puedes acceder a tu interruptor de encendido, una inspección visual que revele cualquier cable quemado es indicativo del tipo de problema que puede causar que el sistema eléctrico de un vehículo se corte repentinamente y luego comience a funcionar nuevamente.

La solución es simplemente reemplazar el interruptor defectuoso, lo que suele ser bastante fácil una vez que haya hecho el trabajo de obtener acceso a él en primer lugar. 

3.- Batería defectuosa

La batería del auto proporciona electricidad para alimentar los componentes eléctricos dentro de tu vehículo. Esta almacena energía que tu vehículo utiliza para realizar tres funciones básicas: encender el motor, hacer funcionar los accesorios cuando el motor está apagado y alimentar el regulador de voltaje del alternador. 

***

Te puede interesar:

Qué ocasiona que el knock sensor se descomponga
Qué puede pasar si usas tu auto con los soportes de motor en mal estado

En esta nota

mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain