5 malos hábitos que seguro tienes con el aire acondicionado de tu auto

Cometemos errores comunes como no encenderlo cuando hace frío o elevarlo a su máxima potencia cuando hace mucho calor, pero esto no es lo más recomendable.

Es fácil caer en estos errores pero ten cuidado si quieres tener una relación larga con el aire acondicionado de tu auto
Es fácil caer en estos errores pero ten cuidado si quieres tener una relación larga con el aire acondicionado de tu auto
Foto: Pexels

El aire acondicionado es, sin duda, un invento del hombre que revolucionó la manera de conducir. Quién no recuerda aquéllos años en los que comprábamos un auto pero que, por ser austero, no contaba con este elemento. Y qué decir de las épocas de mucho calor, donde tal vez nos arrepentimos una y otra vez de no tenerlo.

Por fortuna, en la actualidad la mayoría de los autos (si no es que todos) vienen con aire acondicionado y por ello es muy importante darle su propio cuidado. De hacer lo contrario, puede salirte muy caro o incluso, en algunos casos, la falla puede no tener compostura. 

Así que toma nota sobre lo que los expertos recomiendan evitar si quieres tener una relación estable con tu aire acondicionado por un buen tiempo.

  • NO lo pongas el aire al máximo

  • Es fácil hacerlo en temporadas de clima extremo, pero la realidad es que, según Ángel Suárez, ingeniero del Centro Técnico de SEAT, primero debes de abrir las puertas y las ventanas por un minuto y antes de que enciendas el auto. 

    Haciendo esto, lograrás que baje la temperatura del interior y entonces será momento de encender el aire acondicionado.

    • Mantener activado el botón de recirculación

    • Tiene la función de reciclar el aire para evitar que entre viento contaminado y los malos olores. También ayuda a que se mantenga el aire fresco dentro del carro. 

      Los expertos recomiendan encenderlo desde el momento en el que entramos al auto, pero señalan que no debes tenerlo activado todo el tiempo, ya que te traerá algunos problemas: empañará los vidrios y consumirá gasolina. 

      ¿Qué hacer? Conducir con la opción Auto Encendida para que el flujo del aire se autorregule, sea más homogéneo y se le dé un uso más óptimo, publicó el sitio Atracción 360.

      • NO activar el aire acondicionado porque afuera hace frío

      • Muchas personas creen que el aire acondicionado tiene la única función de quitarnos el calor o el frío mientras conducimos, y por ello, cuando las temperaturas son bajas, preferimos no encenderlo. 

        Esta es una actitud errónea. Lo mejor que puedes hacer es activarlo, aunque sea con la temperatura más elevada, para que no se te empañen los cristales. Esto te será de gran utilidad si es que se llega a elevar la temperatura de afuera. 

        Según el sitio El Motor, se recomienda mantener el aire acondicionado entre los 72 y 75 ºF para trayectos largos.

        • NO direccionar correctamente las salidas de aire

        • Si lo que buscas es que todo el auto tenga la misma experiencia al recibir el aire, lo que debes de hacer es dirigir las rejillas hacia arriba y no aumentar la potencia de la climatización, que al final de cuentas, es lo primero que se hace cuando alguien dice no sentir el aire.

          “No es cuestión de temperatura, sino de la dirección en la que circula el aire dentro del auto”, dijo Suárez a Atracción 360. 

          Dirigir las rejillas hacia la cara, es otro de los errores comunes. ¿Por qué? Los expertos dicen que, si lo haces así o que simplemente diriges el aire a cualquier parte específica de tu cuerpo, serás el candidato ideal para que te dé un resfriado.

          Es cuestión de física, el aire frío es más pesado y el aire caliente es más liviano, publicó el diario La Tercera.

          • Que te olvides del mantenimiento

          • Es algo muy usual, se le suele dar mantenimiento a las llantas, los frenos, el motor, la suspensión, pero poco se hace por el aire acondicionado. Hacerle sus periódicas revisiones lo hará más eficiente y duradero.

            Así que se recomienda cambiarle los filtros cada 9,000 o 12,000 millas (15,000 o 20,000 kms). 

            Y es que no se trata solo de comodidad, sino de realizar viajes seguros: el aire acondicionado puede ayudarte a refrescarte si es que estás cansado. Ir fresco al volante siempre será un acierto y es aquí en donde el sistema climatizado se vuelve tu aliado.

            ***

            Te puede interesar: