Así es como se cambian correctamente las balatas de los frenos en los automóviles

Cambiar las balatas de tu auto garantizará un frenado correcto en cualquier carretera que transites

Así es como se cambian correctamente las balatas de los frenos en los automóviles
Las balatas de los autos se desgastan mientras más hagas uso del vehículo, por ello deberás estar al pendiente de su vida útil.
Foto: Pixabay

Probablemente alguna vez has escuchado un ruido que se produce en las llantas de tu auto al momento de frenar, un sonido como de dos metales hacienda fricción. Si esto te ha pasado o te pasa actualmente, lo más probable es que tus balatas, o pastillas de freno como también se les conoce, estén desgastadas y sea hora de cambiarlas.

Las balatas producen fricción con el disco de freno y ralentizan la rotación de ese disco para frenar el coche. Un juego de pastillas de freno en mal estado podría provocar que tu auto no frene correctamente en la distancia que debería de hacerlo. Cambiar oportunamente las balatas es vital para tu seguridad y la integridad de tu auto.

Realizar el cambio de balatas es un proceso sencillo pero un poco laborioso, por lo que tendrás que seguir al pie de la letra las recomendaciones que te hacemos para no tener ninguna complicación durante el procedimiento.

1. Gira la dirección del coche y afloja los tornillos de la rueda

Gira la dirección del coche hacia la rueda cuya pastilla de frenos quieras cambiar. Es decir, si quieres cambiar las de la derecha, deberías girar hacia la derecha. Después, usa la llave cruz para aflojar los tornillos, aunque sin terminar de sacarlos.

2. Eleva el coche y quita la rueda

Usa el gato para levantar el coche y termina de quitar los tornillos de la rueda con la llave cruz. Cuando los hayas quitado todos, podrás retirar la rueda y acceder al sistema de frenos.

3. Extrae las pastillas de freno

Una vez que quites la rueda tendrás delante de ti las pastillas de freno y el disco. Usa la llave Allen para retirar los tornillos que la sujetan y haz palanca con el destornillador para poder extraerla.Debes hacer palanca apoyando el extremo del destornillador en las pastillas y con los bordes del disco, nunca sobre la superficie de contacto del mismo.

4. Introduce las nuevas pastillas de frenos

Las nuevas pastillas entrarán a presión. Solo tendrás que introducirlas un poco de lado para que entren y engancharlas a la chapa superior metálica. Cuando estén dentro, comprime y ajusta el pistón de freno para encajarlas perfectamente y vuelve a atornillarlas con la llave Allen.

5. Monta de nuevo la llanta

Toma la rueda y vuelve a montarla con la llave cruz hasta que esté completamente sujeta. Revisa que no haya ningún tornillo suelto ni flojo, tanto en la rueda como en la propia pastilla.

6. Repite el proceso con el resto de pastillas de frenos

Cuando termines con la primera rueda, deberás seguir los mismos pasos con el resto de las llantas. En caso de que solo quieras cambiar las pastillas de frenos delanteras o traseras, tan solo tendrás que volver a repetirlo una vez.

7. Bombea el freno

Por precaución es importante que presiones total y progresivamente el pedal varias veces. De esta manera el pistón se arrimará la pastilla al disco y la dejará en el lugar ideal para que funcione en perfectas condiciones.

8. Circula 100 kilómetros sin frenar bruscamente

En los primeros 100 kilómetros de circulación tras cambiar las pastillas de freno hay que frenar con suavidad y evitar frenadas bruscas. Cualquier frenada de este tipo acortará la vida útil de las pastillas.

­­**********

TE PUEDE INTERESAR: