Autoridades de Alemania investigan la Gigafactory de Tesla en Berlín por dudosas condiciones de trabajo y bajos salarios

La investigación no solo estaría enfocada en los salarios, sino en las horas de trabajo que los empleados de la nueva gigafábrica de Tesla en Alemania deberían cumplir

Autoridades de Alemania investigan la Gigafactory de Tesla en Berlín por dudosas condiciones de trabajo y bajos salarios
Próxima a funcionar a las afueras de Berlin, la nueva gigafábrica de Tesla está bajo la mirada de las autoridades alemanas por posibles violaciones a sus leyes laborales y ambientales.
Foto: Blomst / Pixabay

Tesla se encuentra nuevamente en el ojo del huracán debido a que las autoridades alemanas han decidido emprender una investigación para determinar hasta donde el gigante tecnológico estaría cumpliendo con sus leyes laborales. Según algunos medios, los trabajadores empleados en la construcción de su gigafábrica a las afueras de Berlín dieron detalles muy precisos sobre su salario actual, el cual resultó estar por debajo del salario mínimo alemán. Al frente de esta investigación se encuentra la Oficina de Seguridad Ocupacional, la cual también está interesada en otros detalles como las condiciones de vida de los trabajadores y las horas de trabajo que la compañía les ha impuesto.

Guiada por la preocupación del gobierno alemán, esta investigación ya ha arrojado algunos datos sobre condiciones infrahumanas en albergues dispuestos por Tesla para sus trabajadores, sitios en los cuales ya hay una situación de hacinamiento de la que se derivó, recientemente, en un brote de COVID-19. Para hacer frente a esta situación, la empresa instaló un centro de diagnóstico exclusivo para los trabajadores, pero muchos de ellos siguen manifestando su descontento al tener que compartir espacios reducidos con otras personas.

A pesar de este panorama, allí no terminan los problemas para Tesla, su abuso podría ser mucho mayor si se considera que la empresa está siendo objeto de otra investigación llevada a cabo por organismos ambientales debido a una situación no menos oscura: el tratamiento inadecuado de las aguas residuales resultantes de la construcción, las cuales podrían estar contaminando las fuentes de agua local, algo que podría dejar mucho que desear sobre las políticas de la empresa con respecto al medio ambiente, mencionó Rüdiger Nebelsieck, uno de los abogados involucrados en la investigación.

Esta no es la primera polémica relacionada con Tesla. Desde 2018, la compañía ha sido objeto de múltiples investigaciones relacionadas con su piloto automático y su presunta autonomía, un tema que se revivió hace poco cuando expertos de Consumer Reports confirmaron que es posible que los autos Tesla conduzcan sin nadie en el asiento del conductor, algo que pudo haber causado la muerte de dos hombres recientemente en Texas.

En un principio, Tesla había anunciado que su gigafábrica de Alemania iniciaría operaciones en julio de este año, pero su compleja construcción llevó a la empresa a dejar la inauguración para enero del año entrante, una fecha que ahora resulta tentativa si se consideran las posibles consecuencias de esta investigación.

También te puede interesar

Un estudio confirma que los autos Tesla pueden andar sin nadie que los maneje