Si quiero devolver un auto financiado, cómo puedo hacerlo sin tener problemas

Existen varias opciones si no quieres continuar con ese gasto

Si quiero devolver un auto financiado, cómo puedo hacerlo sin tener problemas
Familia BMW
Foto: Saumya Rastogi / Unsplash

Adquirir un vehículo nuevo es algo que la mayoría de las personas quisiera y con los planes de financiamiento que ahora existen, esto resulta ser muy fácil. Sin embargo, comprar un auto nuevo a varios años de financiamiento puede resultar en una carga pesada y costosa. Por eso siempre es recomendable hacer una investigación sobre el auto que quieres para saber si será buena inversión y analizar bien tu presupuesto antes de hacer una compra.

Hay ocasiones que por diferentes razones necesitamos regresar el vehículo que compramos con plan de financiamiento, pero no sabemos cómo hacerlo. He aquí algunos consejos que te pueden ser útiles en caso de querer devolver un auto financiado:

 1.- Platica con el concesionario

Acércate al concesionario donde compraste el auto para negociar su devolución, aunque esto puede resultar en que tengas que pagar la diferencia de tu deuda con el costo devaluado del auto.

 2.- Vender el auto

Puedes vender el auto y explicar al nuevo dueño que aún tienes la deuda. Sin embargo, con el dinero obtenido de la venta podrás liberar el título y entregárselo en cuanto lo tengas. Muchas veces puedes traspasar tu deuda a otra persona que quiera el auto y pueda seguir haciendo los pagos.

 3.- Otro modo de financiamiento

Si reducir tus gastos no funcionó para que puedas seguir haciendo los pagos, el siguiente paso antes de visitar al concesionario o antes de hablar con el vendedor de tu auto es buscar otro método de financiamiento.

Puedes buscar un financiamiento incluso después de firmar por tu auto. El objetivo sería obtener un préstamo con una tasa de interés más baja. Así puedes hacer pagos más bajos al nuevo crédito.

 4.- Cambio por un auto más económico

Si no es posible devolver el auto, pide un cambio por uno más económico. Por lo general, pueden ofrecerte una buena oferta en algún auto usado que no cueste un precio exorbitante.

Algunas marcas de autos tienen una política de devolución que facilita bastante las cosas, pero siempre existirá la posibilidad de que tengas pérdidas a causa de lo rápido que se devalúa un auto nuevo.

***

Te puede interesar: