Multa por exceso de velocidad en EE.UU.: cómo defenderme para no pagar

Existen varias vías para defenderte de una infracción vial por exceso de velocidad y no tener que pagar la multa, pero no lo puedes hacer solo. Lo mejor es hacerlo de la mano de un abogado

Multas

Tips que te pueden ayudar a resolver una multa que no cometiste Crédito: Diego Fabian Parra Pabon | Pixabay

Como conductor no sólo tienes que estar al tanto del buen funcionamiento de tu auto, sino de tener en regla la licencia de conducir y tu puntaje, estar al corriente con los pagos que por ley tienes que hacer cada cierto tiempo, así como conocer cuáles son tus derechos y obligaciones según la ley de tránsito de tu estado.

También debes saber que existen varias acciones que te pueden llevar a cometer infracciones al conducir, como ir a más velocidad de la permitida, que pueden tener una consecuencia negativa o legal.

Analiza tu caso antes de canalizarlo a un abogado

Antes de contratar los servicios de un abogado es importante analizar si la multa merece el asesoramiento de un experto en la materia, sobre todo, por el gasto que tendrás que hacer: honorarios del abogado más la multa si el juez no falla a tu favor. Tu defensor te guiará sobre los pasos a seguir según el problema legal en el que se esté involucrado.

La mayoría de las veces al recibir una multa por exceso de velocidad los conductores se declaran culpables con el único fin de acelerar procesos que van desde pagar la multa hasta un incremento en las primas del seguro de tu auto y la más fuerte, crear una nota en tu expediente que podrán ser usadas en tu contra en incidencias futuras.

Pero si tú y tu representante legal están seguros de que la infracción que recibiste es injustificada tienen varias vías para que tu expediente quede limpio.

Tipos de justificaciones

La justificación más recurrente ante un juez suele ser: “Los limites de velocidad no estaban anunciados de manera correcta”; muchas ocasiones los letreros pueden no ser visibles por alguna obstrucción o bien las señales sobre los límites de velocidad pueden no ser claros y esto te llevó a infringir la ley de tránsito.

“El oficial no calculó correctamente la velocidad”. Si bien es muy complicado demostrar dicho argumento, es muy probable que hayas conducido a la velocidad indicada, pero el medidor de velocidad del oficial lo haya calculado mal por una ‘extraña’ razón.

Varias ocasiones los conductores han justificado ante la corte que un oficial los multó por su origen étnico, edad o religión.

Otra justificación, que es muy válida y suele ganarse, es que el exceso de velocidad se debió a que estaba siendo perseguido por un delincuente o que tenían la intención de secuestrarle.

Expertos en la materia recomiendan que antes de emprender una defensa hay que contar con pruebas que demostrarán su inocencia ante un juez, ya que no cumplir con ella podría derivar en otras acciones legales por mentir.

Te puede interesar:

Por qué sigo recibiendo infracciones de un auto usado que vendí

Usa de forma inteligente el aire acondicionado de tu auto y ahorra dinero a fin de mes

En esta nota

multas y sanciones de tránsito

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain