Cómo un termostato en mal estado en tu auto puede reventar las juntas de las cabezas

El termostato es un elemento muy importante en el sistema de enfriamiento del auto y es vital que siempre se encuentre en optimas condiciones. Un termostato en mal estado puede causar daños muy graves al motor de los autos

Termostato de auto

Termostato de auto / Foto: Shutterstock Crédito: Shutterstock

El termostato juega un papel esencial en el funcionamiento de todo vehículo y es de suma importancia para el desempeño correcto de cualquier motor.

El mantener tu vehículo en bajas temperaturas es muy importante para que funcione correctamente y sea seguro. Para tener controlada la temperatura, todos los vehículos cuentan con una válvula incorporada llamada termostato cuya función es la de regular el flujo del agua o del refrigerante al radiador.

Básicamente el termostato bloquea el paso y no deja que los líquidos fluyan dentro del motor hasta que hayan alcanzado la temperatura ideal para que los líquidos pasen.

Aunque no se crea, esta parte es fundamental para mantener el motor del vehículo en buen estado. De hecho, si el termostato se queda cerrado o atascado evitará que el refrigerante fluya a través del radiador, provocando el sobrecalentamiento del motor. 

El calor extremo puede deformar la cabeza del motor, lo que da lugar a que la junta de esta se reviente.

Así que si notas que tu auto sube de temperatura, muy probablemente es debido a un termostato dañado y para evitar que el motor se sobrecaliente, detén el auto, espera a que se enfríe y lleva tu auto con un mecánico para que haga las reparaciones necesarias.

Existen diferentes maneras de darse cuenta si el termostato de tu auto funciona correctamente. Por eso, aquí te decimos algunas de las más comunes y sencillas.

1.- Flujo de refrigeración.

– Destapa el radiador. Antes de destapar el radiador asegúrate que el auto esté frío.

– Arranca el auto y no lo apagues durante los siguientes 20 minutos. De esta manera, podrá graduarse y alcanzar la temperatura más adecuada.

– Comprueba que el refrigerante circula a través del radiador. Si puedes ver el flujo del refrigerante la válvula se habrá abierto correctamente, lo cual quiere decir que el termostato funciona.

2.-Toma la temperatura del motor

Otra manera de averiguar si el termostato del auto funciona correctamente es midiendo la temperatura del motor. En este caso, necesitarás un termómetro infrarrojo.

3.- Pon a prueba el termostato

Se puede poner a prueba el termostato con agua caliente. Para realizar esta prueba se tiene que drenar los líquidos del radiador, quitar las mangueras del radiador, retirar el termostato, sumergirlo en agua, poner el agua a hervir y por último sacar la válvula y comprobar que está abierta.

***

Te puede interesar:

Consejos para proteger tu auto durante lluvias intensas

Los 5 mejores medidores de presión de neumáticos en el mercado

En esta nota

mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain