Empleados de Porsche tendrán que actualizarse con conocimientos en autos eléctricos si quieren seguir trabajando en la compañía

Porsche ya ha visualizado las opciones que tiene con sus empleados una vez que tengan que migrar por completo a fabricar úbnicamente autos eléctricos

Empleados de Porsche tendrán que actualizarse con conocimientos en autos eléctricos si quieren seguir trabajando en la compañía
Porsche Taycan Turbo S. / Foto: Cortesía Porsche.
Foto: Cortesía

La nueva era de movilidad se acerca y los autos eléctricos desarrollan cada día nuevos elementos que los convierten en una opción ideal para trasladarse a cualquier destino sin dañar el medio ambiente. Porsche tiene en mente este acontecimiento y sabe que tiene que reinventarse, por eso Andreas Haffner, director de recursos humanos de la compañía, ha hecho un llamado a sus empleados para que hagan los mismo.

De acuerdo con Motorpasión, un cuarto de los trabajadores de Porsche tendrá que reconvertirse para adaptarse a la era de la movilidad eléctrica, y así conservar su empleo dentro de la compañía.

Porsche Taycan E-Performance. / Foto: Cortesía Porsche.

En Porsche, el aspecto social de la compañía, contribuye a la imagen de marca del fabricante. Los márgenes de beneficios de cada vehículo son la envidia de toda la industria, el crecimiento de la firma automotriz continúa en ascenso y otorga bonificaciones anuales a todos sus empleados que en otras marcas no verán en varios años.

Pero eso no será suficiente en algunos años, pues para Haffner, la transición hacia la movilidad eléctrica de la marca que ya dio inicio con los modelos híbridos enchufables y el Porsche Taycan, traerá cambios estructurales profundos a los que los trabajadores de la marca tendrán que adaptarse.

Porsche Cayenne. / Foto: Cortesía Porsche.

“Por ejemplo en informática. En el futuro, la potencia informática ya no vendrá del propio centro de datos, sino de la nube. Esto permitirá a los empleados centrarse en tareas de mayor calidad, por ejemplo, como analistas de datos o programadores en el campo de la inteligencia artificial”, explicó Haffner.

“Uno de cada cuatro personas en Porsche AG, con 22.000 trabajadores, tendrá que reorientar (su carrera). El objetivo, sin embargo, es conservar todo lo posible todos nuestros colaboradores gracias a una gestión estratégica de las competencias y encontrar el trabajo más adaptado para cada uno”, añadió.

Porsche 718 Boxter. / Foto: Cortesía Porsche.

Lo que sí es una realidad es que Porsche tendrá que contemplar lo que supone la fabricación de auto eléctrico, es decir, menos mano de obra, además de contemplar otros sectores como la informática, tanto del propio coche, como de los servicios conectados que ofrecen y en el desarrollo del producto.

En palabras más sencillas, un motor eléctrico es muchas más fácil de elaborar, pues no depende de tantos componentes, así lo que explicaba Maxime Picat, director de la división Europa del grupo PSA, quien asegura que un motor eléctrico requiere un 40 % menos de mano de obra.

Porsche Cayenne. / Foto: Cortesía Porsche.

Esto se traduce en que un auto eléctrico no depende de tantos puestos de montaje para su fabricación ni de tantos proveedores que fabriquen sus componentes, y por lógica a menos producción, menos trabajadores por lo que algunos puestos de la compañía corren el riesgo de desaparecer para dar paso a otros nuevos puestos en los que podrían quedar los mismos empleados siempre y cuando actualicen sus conocimientos.

**********

TE PUEDE INTERESAR: