Qué es lo que más corroe la pintura de tu auto

Si buscas mantener en excelentes condiciones la pintura de tu auto, evita que tenga contacto con estos elementos

Qué es lo que más corroe la pintura de tu auto
La pintura de un auto no es eterna, sin embargo, sí se puede alargar su vida útil con algunos cuidados frecuentes.
Foto: Pixabay

Con el paso del tiempo, la pintura de nuestro auto va perdiendo ese brillo natural que lo hace lucir radiante cuando está nuevo, y es que diversos factores, algunos climáticos, por ejemplo, hacen que la pintura se vaya deteriorando día con día.

De acuerdo con información de Diariomotor, estos son los 4 peores enemigos de la pintura de un auto, por lo cual deberás evitar en medida de los posible que tu vehículo esté expuesto a ellos.

1. El sol

La exposición solar directa puede debilitar seriamente el brillo que luce nuestro coche, y esto es debido al efecto que produce la radiación sobre el barniz. El lacado o esmaltado de la pintura es el proceso por el que esta queda protegida y saca a relucir todos su matices y tonalidades. Su degradación es progresiva y se ve seriamente afectado por las temperaturas altas y la exposición directa a luz solar.

Con el paso del tiempo lo más probable es que esa capa de barniz vaya perdiendo resistencia y profundidad, dejando al descubierto la capa de pintura más externa y eliminando así la protección y el color.

2. Lavados automáticos

El lavado de un auto es todo un ritual, y lo más aconsejable es siempre realizarlo con gamuza, jabón de PH neutro y agua de baja mineralización, de esta forma no generarás daño a la pintura de tu auto. Sin embargo, hay quienes prefieren ahorrarse tiempo y deciden llevar el vehículo a túneles de lavado con rodillos, los cuales suelen ser los culpables de serios arañazos en la pintura de nuestro coche, y esto se produce por culpa de un incorrecto mantenimiento del sistema, aunado al detergente inadecuado para lavar los vehículos.

Los rodillos están compuestos de miles de láminas de un material sintético muy absorbente y flexible, pero por su trabajo reiterado necesitan de un especial cuidado para eliminar la suciedad que van a acumulando. Al no llevarse a cabo correctamente su mantenimiento, las láminas de los rodillos acumulan partículas que terminan por generar microabrasiones, y así dañar la pintura del auto.

3. Pulido y encerado

El uso de ceras de baja calidad puede afectar al barniz y, por supuesto, reducir considerablemente la protección de la pintura del auto. Si deseas encerar tu auto, deberás hacerlo de forma manual, aplicando una capa de cera de buena calidad que creará una barrera entre el barniz de la pintura y el exterior para filtrar la radiación solar, facilitará la limpieza y repelerá la suciedad en los mejores casos.

Por otra parte, el pulido es una de las acciones que suelen realizarse constantemente en los autos, son embargo, el proceso de pulir el barniz de la pintura es un proceso manual o automático que consiste en la aplicación de un producto abrasivo que elimina capas del barniz para renovar su brillo.

Recurrir al pulimentado sólo es recomendable en aquellos casos donde exista una pérdida de brillo por culpa de excesivas abrasiones fruto del uso de túneles de lavado o degradación del color en zonas muy expuestas al sol.

4. Aplicar pintura de mala calidad cuando se realiza una reparación estética

Por muchos cuidados que tengamos en el mantenimiento de nuestra pintura, si los materiales y técnicas empleados en el pintado de la carrocería no son los adecuados, será muy difícil obtener buenos resultados. En cualquier proceso de reparación se presupone el mejor trabajo posible, pero indudablemente existen casos donde el resultado final es bueno, y a los pocos meses la degradación sufrida por la pintura muestra que ese trabajo no se ha realizado con la máxima calidad.

**********

TE PUEDE INTERESAR: