Por qué es tan caro comprar una Ford Bronco usada

Con el lanzamiento de la nueva Ford Bronco 2021, el mercado de los modelos vintage de esta SUV legendaria ha tenido un incremento interesante en oferta y demanda

Por qué es tan caro comprar una Ford Bronco usada
Desde sus inicios, la Ford Bronco ha resaltado por su versatilidad y su increíble capacidad de adaptación a cualquier tipo de circunstancia.
Foto: Ford / Cortesía

Este año no solo está marcado por la inminente llegada de la Ford Bronco 2021, sino por su antepasado, la vieja Ford Bronco de la primera generación. Creada por primera vez en 1966, esta SUV revolucionó por completo el mercado con su versatilidad y su increíble capacidad de personalización que combinaba lo mejor de un vehículo familiar con las robustas habilidades de un todoterreno. La Ford Bronco representó para ese tiempo el ideal de libertad que muchos continúan buscando en nuestros días, tal como lo demuestra la constante demanda que desde hace unos años se ha venido registrando en torno a las modelos más antiguos de esta leyenda de la industria automotriz estadounidense.

Para 2017, los modelos de la primera generación completamente resturados a su estado original y ofrecidos en las más prestigiosas subastas sobrepasaban los $100,000. Hoy en día los números no son distintos para modelos realmente excepcionales que son buscados por los más jóvenes. Muchos expertos sugieren que este fenómeno  tal vez se debe a una cuestión de gustos generacionales. Hasta hace unas décadas atrás, estos viejos modelos eran el sueño de los baby boomers y la generación X, por la obvia razón de que eran los dos grupos poblacionales que habían vivido su auge. Ahora, cada vez más son los jóvenes que se interesan por estos modelos coleccionables a pesar de no haber tenido casi contacto con ellos.

Foto de una Ford Bronco 1974 exhibida
Con su increíble contribución a la historia de la industria automovilística estadounidense, las primeras generaciones de la Ford Bronco siguen despertando pasiones./ Foto: Cortesía Ford

Otra de las teorías que sostienen los expertos radica en el hecho de que, a diferencia de las personas mayores, las nuevas generaciones han vivido casi toda su vida experimentando lo que son las SUV como medio de transporte, un fenómeno que fue creciendo a la par con ellos. De allí que se sientan atraídos por los orígenes de estos vehículos que les resultan tan familiares. Sea cual sea la razón, el interés en los modelos vintage de esta y otras SUV en Estados Unidos ha estado creciendo desde hace varios años. Una singularidad que se ha ido gestando paralelamente a los nuevos lanzamientos y que pareciera incrementarse en torno a ellos.

La gran ventaja de las primeras generaciones de Bronco es que, debido a su simplicidad, representan menos retos en cuanto a reparaciones, algo que atrae a cualquier entusiasta, tenga la edad que tenga. Pero otra posible razón que no ha sido contemplada en el creciente interés por estos vehículos y que, sin duda, está relacionada con las  nuevas generaciones es el deseo de vivir aventuras. Ya no se trata de anhelos materiales, pareciera que las experiencias representan la posesión más valiosa para ellos y las experiencias son el principal componente para que un vehículo sea vintage.

También te puede interesar

Con qué detalles están customizando los compradores los primeros 125.000 pedidos de la Ford Bronco 2021

¿Un Volvo de 1990 por $20 millones de dólares? Es que su placa personalizada dice “New York”

¿Cómo llegaron los primeros Honda a California? Esta es la historia de Lori y Bill Manly