Por qué un aceite lubricante oxidado es corrosivo

A parte de la oxidación, los principales factores que acortan la vida del aceite en el motor son la nitración, la temperatura, la contaminación, las grandes velocidades de cizallamiento, los ambientes corrosivos o el propio agotamiento de los paquetes aditivos

Aceite viejo

Aceite viejo / Foto Unsplash  Crédito: Mark Boss | Unsplash

El aceite de motor tiene una labor muy importante y por lo mismo es de vital importancia que hagamos los cambios de aceite en los tiempos recomendados por el fabricante de auto.

El tiempo y el uso que le damos a los motores hacen que los aceites lubricantes de motor pueden llegar a perder sus propiedades. Este normal proceso se conoce como deterioro o degradación del aceite lubricante, que reduce la capacidad del aceite para cumplir sus funciones básicas. Pero también a la pérdida de otras capacidades tan importantes como la refrigeración, la limpieza, la protección y el sellado, que poco a poco se van perdiendo.

Sin embargo, existen otros factores que provocan que el aceite de motor se deteriore más rápido. 

La oxidación es una de las principales causas del deterioro de un lubricante. Esto produce un cambio en la estructura molecular del aceite. Cuando el aceite lubricante entra en contacto con un elemento oxidante, como puede ser el propio oxígeno, y se produce una reacción química, la viscosidad aumenta y se forman productos ácidos que pueden atacar componentes metálicos como las piezas del automóvil que baña el lubricante.

Otras consecuencias de la oxidación pueden ser la formación de lodos, lacas y barnices.

Los compuestos de oxidación son corrosivos y fomentan la formación de depósitos originando el bloqueo de válvulas y circuitos y en consecuencia provocan el mal funcionamiento de los equipos. Esta reacción se acelera al aumentar la temperatura del aceite.

El tiempo y el uso que le damos a los motores hacen que los aceites lubricantes de motor pueden llegar a perder sus propiedades. Este normal proceso se conoce como deterioro o degradación del aceite lubricante, que reduce la capacidad del aceite para cumplir sus funciones básicas. Pero también a la pérdida de otras capacidades tan importantes como la refrigeración, la limpieza, la protección y el sellado, que poco a poco se van perdiendo.

Otros de los principales factores que acortan la vida del aceite en el motor son la nitración, la temperatura, la contaminación, las grandes velocidades de cizallamiento, los ambientes corrosivos o el propio agotamiento de los paquetes aditivos.

Por eso es tan importante hacer los cambios de aceite, utilizar lubricantes de calidad que protejan de manera adecuada el motor y no pierdan sus propiedades rápidamente.

***

Te puede interesar:

Tesla tiene una luz de chequeo de motor: qué significa

Tesla retira del mercado sus Model 3 y Model Y, por falla en los frenos

En esta nota

aceite del auto mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain