Qué es el sistema de control de la presión de los neumáticos y para qué sirve

Si tienes problemas con el sistema de control de la presión de los neumáticos, verás en el tablero un símbolo amarillo con un signo de exclamación. Qué significa y qué hacer.

Sistema de control de la presión de los neumáticos

El indicador de presión baja del neumático del TPMS es un símbolo amarillo que se ilumina en el panel de instrumentos del tablero con forma de corte transversal de un neumático con un signo de exclamación. Crédito: Shutterstock

El Sistema de Control de Presión de Neumáticos (TPMS, por sus siglas en inglés) es un sistema diseñado para monitorear y alertar sobre la presión de aire de los neumáticos de un vehículo. Es un dispositivo electrónico, diseñado para supervisar la presión de aire de las llantas.

El Sistema de Control de Presión de las llantas ayuda a mantener una presión adecuada de los neumáticos, por lo cual es fundamental para la seguridad, el rendimiento y la eficiencia del combustible del automóvil.

Gracias al TPMS, el conductor tiene información sobre la presión de los neumáticos en tiempo real. Si bien no reemplaza las verificaciones manuales de la presión de aire, es una tecnología valiosa en los vehículos actuales.

Sistema de control de la presión de los neumáticos
La luz de advertencia amarilla del TPMS le avisa al conductor que uno o más neumáticos están considerablemente desinflados y podrían estar dando lugar a condiciones poco seguras.
Crédito: Shutterstock

Qué es el sistema de control de la presión de los neumáticos

La presión de aire permite que el neumático soporte la carga, de modo que un inflado apropiado es fundamental. Los neumáticos pueden perder 1 psi (libras por pulgada cuadrada) por mes en condiciones normales. Asimismo, los neumáticos pueden perder 1 psi por cada caída de la temperatura de 10 °F.

Los neumáticos desinflados y los vehículos sobrecargados son la principal causa de las fallas de neumáticos. Asimismo, los neumáticos desinflados se someten al calor y situaciones de estrés que pueden provocar el daño de los neumáticos y/o una pérdida de presión rápida e inesperada.

Tipos de TPMS

Hay dos tipos principales de TPMS:

  • TPMS directo: Utiliza sensores montados en cada rueda para medir la presión de aire de manera individual. Estos sensores envían datos a la computadora de a bordo del vehículo, que alertará al conductor si la presión de alguno de los neumáticos cae por debajo de un nivel preestablecido.
  • TPMS indirecto: Este sistema no utiliza sensores individuales en cada neumático. En su lugar, utiliza sensores del sistema de frenos antibloqueo (ABS) y otros datos del vehículo para detectar diferencias en la velocidad de rotación de las ruedas, lo que puede indicar una pérdida de presión en uno de los neumáticos.
Luz TPMS
La luz TPMS en el tablero de tu auto puede tener varios significados.
Crédito: Shutterstock

El TPMS del vehículo es importante por varias razones:

  • Seguridad: Los neumáticos con una presión incorrecta pueden aumentar el riesgo de accidentes, reducir la capacidad de manejo y aumentar la distancia de frenado. El TPMS ayuda a alertar al conductor sobre problemas de presión en los neumáticos antes de que se conviertan en un riesgo para la seguridad.
  • Rendimiento: La presión adecuada de los neumáticos contribuye al buen rendimiento del vehículo, como una mejor tracción, manejo y economía de combustible. El TPMS ayuda a mantener los neumáticos en condiciones óptimas.
  • Durabilidad de los neumáticos: La presión incorrecta puede causar un desgaste desigual de los neumáticos, lo que reduce la vida útil de las llantas. El TPMS puede ayudar a identificar problemas de presión antes de que dañen los neumáticos.

Qué hacer cuando se enciende la luz del TPMS en el tablero

Si se enciende la luz de TPMS en el tablero del auto desacelera y estaciona tan pronto como sea seguro. Controla la presión de los neumáticos y ajusta, en caso de ser necesario.

La luz de advertencia puede apagarse después de ajustar las presiones de inflado, pero a veces necesitas conducir el vehículo durante un período de tiempo breve para que el sistema se actualice y se apaguen las luces.

luz del TPMS en el tablero
Crédito: Shutterstock

Si la luz de advertencia continúa encendida después de ajustar la presión de inflado, es posible que el TPMS no funcione correctamente. En ese caso lleva el carro al taller mecánico para que lo revise.

Es importante estar atento a las alertas del TPMS y verificar regularmente la presión de los neumáticos para garantizar un rendimiento seguro y óptimo del vehículo.

Te puede interesar:

Qué pasa si ignoras la luz TPMS de tu auto

Manómetros: cómo funcionan los sensores de presión de los neumáticos

Cómo trabaja el sensor de presión de aire en las llantas del auto

Descubre los peligros de inflar demasiado tus neumáticos

En esta nota

Luces del tablero mecánica del auto Neumáticos protección de neumáticos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain