Tres estafas contra las que debes protegerte al comprar un auto en Florida, según la FLHSMV

En Florida, el Departamento de Seguridad Vial y Vehículos Motorizados advierte sobre algunas estafas comunes durante el proceso de compra o venta de un vehículo en el estado

El FLHSMV ofrece algunas recomendaciones a todas las personas que deseen comprar un vehículo usado en el estado.
El FLHSMV ofrece algunas recomendaciones a todas las personas que deseen comprar un vehículo usado en el estado.
Foto: poom jung / Shutterstock

Con la intención de educar a los conductores, el Departamento de Seguridad Vial y Vehículos Motorizados de Florida (FLHSMV, por sus siglas en inglés) ofrece en su sitio web oficial información correspondiente a los posibles esquemas de fraude o estafa que pueden estar presentes en el proceso de compra o venta de un vehículo. Este tipo de delitos normalmente están dirigidos a perjudicar al comprador, usando datos o documentos falsificados para mejorar la oferta y hacerla irresistible.

¿Cuáles son las estafas más comunes durante la compra de un auto?

De acuerdo con el FLHSMV, existen tres delitos muy comunes en procesos de compra de un vehículo de los cuales deben cuidarse todos los consumidores. En la mayoría de los casos, estudiar detenidamente a cada vendedor es suficiente para poder detectarlos, pero cada uno de ellos posee características específicas que vale la pena conocer para poder prevenirlos de manera más efectiva:

1. Fraude del odómetro

Este tipo de estafa suele estar representada por la alteración del millaje o kilometraje del vehículo. Es decir, el vendedor manipula la información que aparece en el tablero con la intención de que el comprador crea que se trata de un vehículo de bajo millaje y, por ende, de poco uso.

En todo el estado, el fraude del odómetro está sujeto a sanciones justificadas tanto por leyes federales como estatales. Estas leyes consideran como un delito cualquier forma de manipulación, ajuste, alteración, retroceso, desconexión o no conexión de este dispositivo, también la falsificación de documentos asociados que ofrezcan una lectura fraudulenta. Entre las sanciones aplicadas, se encuentran las multas de hasta $5,000 y el tiempo en prisión (hasta 5 años).

Para prevenir este delito, el FLHSMV recomienda que los compradores:

a.) Busquen señales de desgaste en las pastillas de freno y pedal o el reemplazo reciente de las pastillas.
b.) Verifiquen si hay tornillos sueltos alrededor del tablero.
c.) Observen el desgaste de los asientos o tomen nota de la instalación de la nueva cubierta del asiento, un vehículo con bajo millaje no debe tener un desgaste excesivo.
d.) Si el automóvil tiene menos de 20,000 millas, no debería tener un juego de llantas de reemplazo.
e.) Soliciten ver los registros de mantenimiento del vehículo y el manual original del propietario del vehículo.
f.) Consideren hacer inspeccionar el vehículo por un mecánico de su elección de buena reputación.

2. Fraude de título

Similar al fraude del odómetro, el fraude de titulo corresponde a la alteración de la información que aparece en el documento de propiedad del vehículo. También se contempla bajo este delito la obtención de un documento falsificado con la intención de que el vehículo parezca estar en mejores condiciones.

Algunos estafadores pueden incluso proporcionar información personal falsa al vendedor o hacerse pasar como propietarios sin serlo. Para cuando la víctima se da cuenta, es probable que ya sea muy tarde.

Entre las recomendaciones que el FLHSMV hace para evitar ser víctima de este tipo de delito se encuentran:

a.) Si el título es de papel, verificar si hay signos de diferencia, incluidas marcas de borrado o errores ortográficos. Si el título es electrónico, visitar la Verificación de Información del Vehículo Motorizado del FLHSMV.
2. Comparar el Número de Identificación del Vehículo (VIN) en el vehículo con el VIN dispuesto en el título. Deben coincidir.
3. Verificar la información del vendedor en su licencia de conducir o tarjeta de identificación para asegurarse de que coincide con el nombre en el título.

3. Clonación de vehículos

A diferencia de los dos esquemas anteriores, la clonación está relacionada con el Número de Identificación del Vehículo (VIN, por sus siglas en ingles). Por lo tanto, se trata de su alteración o la falsificación de documentos donde este aparezca. De todos los delitos relacionados con la compra de un vehículo, la clonación suele estar asociada a mayores consecuencias, sobre todo para el comprador si se termina de llevar a cabo la transacción.

En pocas palabras, un vehículo clonado es un vehículo robado y, una vez las autoridades lo identifican, pueden determinar su confiscación, afectando legal y financieramente a la víctima.

Algunas de las recomendaciones del FLHSMV para evitar este tipo de fraude son las siguientes:

a.) Verificar el VIN del vehículo a través de la Verificación de Información del Vehículo Motorizado del FLHSMV para comprobar la propiedad y la información de descripción del vehículo.
b.) Analizar el patrón de propiedad para cualquier vehículo modelo nuevo sin titular de derecho de retención.
c.) Obtener una copia del informe de historial del vehículo.
d.) Verificar la placa VIN en el tablero de instrumentos para ver si hay evidencia de manipulación, incluidos arañazos u otros daños.
e.) Buscar deletreos incorrectos en la documentación, como títulos de vehículos.
f.) Confiar en los instintos: si no le gustan las respuestas o si el trato parece demasiado bueno para ser verdad, es preferible alejarse. Si va a comprar un automóvil, tenga cuidado de que un automóvil se venda por mucho menos que marcas y modelos comparables.

El FLHSMV también recomienda a las personas que han sido víctimas de alguno de estos delitos a llevar a cabo una denuncia completando el formulario HSMV 80122 y enviándolo a dmv-enforcement@flhsmv.gov o a la siguiente dirección postal:

Motorist Services Support
Motor Vehicle Fraud Unit
Room C208/MS69, Neil Kirkman Building
Tallahassee, FL 32399

También te puede interesar:
Cómo debes transferir el titulo de un auto después de venderlo
Cuáles son los tipos de autos más caros actualmente en EE.UU.
5 cosas extra que debes evitar adquirir al comprar un auto nuevo en concesionario