Un hombre convierte un Pontiac en un Ferrari Enzo, el resultado es simplemente espantoso

El 'Ferrari' en realidad es un Pontiac Fiero disfrazado de Enzo y busca un nuevo dueño a través de una plataforma de subastas. Sus carcaterísticas han dejado mucho que desear pese a su gran esfuerzo por lucir espectacular

El Ferrari Enzo es uno de los autos más emblemáticos de la firma italiana, incluso el Papa Juan Pablo II poseía uno como regalo.
El Ferrari Enzo es uno de los autos más emblemáticos de la firma italiana, incluso el Papa Juan Pablo II poseía uno como regalo.
Foto: Ferrari / Cortesía

Tener un Ferrari es el sueño de muchos amantes de los autos, pues a todos nos gustaría manejar al volante de un vehículo de esta talla y sentir la adrenalina a toda velocidad. Sin embargo, el alto costo de estas joyas resulta en ocasiones un impedimento para hacerse de una de ellas, aunque no para todos, pues hay quien transforma su vehículo actual y lo modifica a tal grado que logra hacer que luzca como un Ferrari, aunque también a veces el resultado no es el esperado.

Ese es el caso de un Pontiac Fiero, cuyos dueños decidieron transformar la apariencia original del auto para transformarlo en una autentico Ferrari Enzo y ahora se vende al mejor postor en la plataforma de subastas Cars & Bids.

Pontiac Fiero
Pontiac Fiero. / Foto: Wiki Commons.

¿Cómo se originó la impactante idea de la transformación?

La historia comienza en el verano de 2015 cuando los miembros del canal de Youtube CAR BROS compraron en eBay al Pontiac Fiero, y cuatro años después, pensaron que sería una buena idea llevarlo a la Quail Motorsports Gathering enmarcada en la Monterey Car Week.

Algo que nos sabemos si es bueno o malo, es que el auto se llevó el primer premio en el Concours d’Lemons the World’s Worst Car Show, al igual que en Jay Leno’s Garage, y a pesar de su “éxito”, los dueños han decidido ponerlo en venta a través del portal de subastas online.

El ferrari más feo de la historia

Cabe señalar que el auto no es del todo una “joya”, pues cuenta con paneles mal alineados y de formas cuestionables, remaches a lo largo y ancho de su fisonomía, cuatro salidas de escape mal alineadas, las luces de los faros y los intermitentes no funcionan, el “portón” trasero no cierra, el mecanismo que abre sus puertas de tijera “no es fiable”, varios de sus paneles están arañados y oxidados, y, además, su kilometraje apunta a ser superior a las 148.873 millas, es decir unos 239.588 kilómetros.

Bajo el capó esconde un L44 V6 de 2.8 litros que rinde 142 CV y 230 Nm, algo muy alejado de los 660 CV del Enzo. Por si todo lo anterior fuera poco para desanimar a posibles compradores, el Ferrari farsante no ha pasado los test de emisiones que exige el estado de California, por lo que quien lo compre no podrá circular con él a menos que invierta una buena cantidad de dinero para dejarlo decente.

********

TE PUEDE INTERESAR:

Nuevos autos del Servicio Postal de Estados Unidos: comenzarán a producirse en 2023
El nuevo Kia Soul 2022 abandona la transmisión manual