Un hombre regaña a mujer por dejar a su hijo en el interior del vehículo y… luego roba el auto

El ladrón robó el vehículo con un niño al interior pero tuvo el valor de regresar para devolver al bebé y luego llevarse el vehículo nuevamente

Un hombre regaña a mujer por dejar a su hijo en el interior del vehículo y… luego roba el auto
Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

La idea de pensar que podemos ser víctimas de robo de nuestro auto es un hecho escalofriante, sin embargo, ser víctimas de robo del auto y de un hijo al mismo tiempo es un hecho que probablemente jamás se podrá superar.

Esto le pasó a Crystal Leary, una mujer residente de Oregon que tuvo que aprender por las malas esta lección. Por eso que siempre es importante no solo cerrar con llave tu automóvil, sino también asegurarse de sacar todos los objetos de valor que puedas tener, como un bolso, una computadora portátil o incluso tu propio hijo.

Uno pensaría que cuando un ladrón de autos detecta su próximo objetivo, automáticamente se asegurará de verificar si hay alguien en el auto primero, sin embargo, el ladrón que osó robar a la mujer quiso llevarse su Honda Pilot 2013 sin revisar antes absolutamente nada.

Los hechos ocurrieron cuando el auto estaba estacionado afuera de un mercado de carne, pero aparentemente el ladrón no se percató de la presencia del hijo de cuatro años de Leary, quien estaba en el asiento trasero en el momento del robo.

Según ABC7 News en Oregon, Leary dejó a su hijo en el auto para correr al mercado de carne “solo por un momento” y fue entonces cuando ocurrió el robo del auto. Sin embargo, el auto desapareció en un instante, junto con su hijo, dejando a Leary obviamente presa del pánico. Afortunadamente, el ladrón de autos regresó al lugar del crimen unos minutos después.

Tras percatarse de la presencia del pequeño, el ladrón de autos regresó a la escena y le devolvió a Leary a su hijo, posteriormente la regañó por dejar a su hijo en el auto e incluso amenazó con llamar a la policía. Tras el regaño el ladrón no dejó su prpósito de lado y volvió al Honda Pilot plateado para robarlo.

“Como mamás, nos ponemos muy ocupadas y creemos que estamos corriendo por un segundo”, dijo Leary. “Y este es solo un ejemplo perfecto de simplemente bajar la guardia y lo terrible que podría haber terminado. Estoy agradecido de que esté bien, fue tan estúpido y nunca volveré a hacer eso. Pero es esa decisión en una fracción de segundo la que puede cambiarlo todo”, señaló.

Afortunadamente esta historia terminó bien, a medias, pues el robo del vehículo fue inevitable, pero el niño está sano y salvo con mamá, aunque es un hecho que todos debemos tomar esto como un recordatorio de que la seguridad es lo primero.

**********

TE PUEDE INTERESAR:

La mejor forma de luchar contra la corrosión y el óxido en la carrocería de tu auto
Cómo agregar una camara de respaldo a tu auto para ayudar a tu visión al conducir