Biden pide a fabricantes de autos que el 40% de los vehículos que construyan sean eléctricos para 2030

En busca de una mejora para la protección ambiental y la reducción de comsbutibles fósiles, la Casa Blanca solicitó a Ford, GM y stellantis fijare como prioridad la fabricación de autos eléctricos. Las marcas hasta el momento no han dado una declaración de esta petición

Los autos eléctricos han demostrado incluso superar en capacidades a algunos modelos de combustión interna.
Los autos eléctricos han demostrado incluso superar en capacidades a algunos modelos de combustión interna.
Foto: Volkswagen / Cortesía

Los estándares revisados ​​de economía de combustible y emisiones de la administración de Biden podrían incluir un compromiso de los fabricantes de automóviles de Estados Unidos que alterará la industria. Según un informe de Reuters el pasado jueves, la Casa Blanca ha pedido a cada fabricante de automóviles de Estados Unidos que se comprometa a que el 40% de los vehículos que construyan sean eléctricos para 2030.

Desaparición gradual de los autos de combustión

En otras palabras, la administración de Biden quiere ver a General Motors, Ford y Stellantis (anteriormente Fiat Chrysler Automobiles) eliminar gradualmente más vehículos que funcionan con combustibles fósiles en favor de nuevos vehículos eléctricos.

Entrada de autos eléctricos
El uso de autos eléctricos ha incrementado significativamente en los últimos años.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre la propuesta informada, aunque Reuters informó que este compromiso podría salir a la luz la próxima semana. La Agencia de Protección Ambiental y otros departamentos gubernamentales continúan revisando y finalizando las regulaciones nuevas y actualizadas. En este punto, parece inevitable que la administración no alcance su objetivo de julio de revelarlos. La EPA no devolvió una solicitud de comentarios.

Ford y GM no han dado respuesta a la solicitud de Biden

Además, Ford y GM no respondieron de inmediato una solicitud de comentarios sobre este posible pacto voluntario con la Casa Blanca. Stellantis no comentó directamente sobre este pacto, pero reiteró su compromiso con este objetivo el 8 de julio al presentar su nueva estrategia de VE.

El sindicato United Auto Workers, que en el pasado advirtió contra los mandatos de vehículos eléctricos de algún tipo, citando posibles pérdidas de puestos de trabajo, dijo en un comunicado: “El UAW todavía está en discusiones y no ha llegado a un acuerdo en este momento”.

La falta de infraestructura y cargadores públicos dificultan la transición a los autos eléctricos.

Según el informe, ningún fabricante de automóviles ha aprobado oficialmente la solicitud de la Casa Blanca, y quedan numerosos puntos de interés. Una es si esta promesa de vehículos eléctricos podría convertirse en una promesa de vehículo electrificado, con vehículos híbridos contando para el objetivo.

Los estándares finales de economía de combustible y emisiones de la administración de Biden podrían tomar una de dos rutas. Pueden seguir un acuerdo de compromiso de California y apuntar a mejoras del 3.7% anualmente, lo que sería mayor que los aumentos anuales de eficiencia del 1.5% de la administración Trump hasta 2026. Sin embargo, la Casa Blanca podría optar por retroceder a las regulaciones de la era de Obama, que pidió aumentos del 5% anualmente, después de 2026.

********

TE PUEDE INTERESAR:

Chevrolet presenta el nuevo COPO Camaro, el auto con el motor V8 más grande que no es legal en Estados Unidos
Increíblemente un Range Rover Classic conduce bajo el agua y logra salir como si nada tras sumergirse por completo