Cómo detectar un corto circuito en un automóvil

El fallo en el encendido de un faro en los vehículos y la activación sin previo aviso de un sistema, pueden ser un indicador de que la corriente eléctrica se está desviando a una zona inadecuada, lo cual demanda una reparación inmediata

La presencia de fusibles quemados, componentes o luces que no funcionan, es indicador de que se presenta un corto circuito

El sistema eléctrico en todos los automóviles sólo funciona correctamente cuando su cableado está intacto. Crédito: Tim Boyle | Getty Images

Cuando los sistemas eléctricos de un vehículo funcionan correctamente permiten que sus luces internas y externas se pretendan a voluntad, al igual que el sistema de sonido, de alarma y hasta de aire acondicionado, por citar algunas comodidades.

Sin embargo, los complejos sistemas de cableado, sensores y relevadores tienden a desgastarse, lo cual llega a ser una de las múltiples causas de corto circuitos en los automóviles, algo bastante engorroso de reparar.

Cabe señalar que este tipo de afectaciones experimentadas en un vehículo pueden causar grandes problemas a largo plazo sino se atienden en su momento, esto en virtud de que el sistema eléctrico sólo funciona correctamente cuando el cableado está intacto y sin interrupciones.

En caso contrario, surge un cortocircuito, pues la electricidad no puede fluir correctamente, lo que significa que la energía se va a otra parte impidiendo que algún componente funcione de manera adecuada.

Cuando se produce un cortocircuito a tierra, es posible que a simple vista se vean fusibles quemados, componentes o luces que no funcionan.

Ahora bien, cuando un cable cortado o desgastado entra en contacto con otro, la corriente puede fluir hacia donde no debe hacerlo y esto por ejemplo puede hacer que el interruptor de los faros envíe energía al claxon del automóvil o bien que se enciendan los faros al pisar el pedal del freno, por ejemplo.

Detectar un cortocircuito eléctrico en un vehículo suele ser un proceso que demanda mucho tiempo, sin importar el nivel de experiencia de quien se enfoque establecer dónde o qué lo genera.

Lo primero que se requiere es tener a la mano un diagrama de cableado eléctrico, pues eso ayuda a navegar por los sistemas eléctricos de un automóvil.

Un multímetro o una luz de prueba, pinzas de corte y desarmadores también serán útiles en todo momento, pues una vez detectado el punto donde se genera el cortocircuito será necesario realizar ajustes.

Acto seguido, se deberá realizar un mapeo de todos los circuitos y la revisión de cada uno de los fusibles.

Al retirar cada uno de los elementos mencionados y conectando la luz de prueba o el multímetro la corriente deberá manifestarse, pues de lo contrario es síntoma de que se está dirigiendo hacia otra zona.

Una manera de ahorrarse un poco de esfuerzo consiste en primero inspeccionar cualquier cableado fácilmente visible y quizá se encuentre un cable deshilachado o desgastado que se pueda reparar o suplir de inmediato como posible solución.

También te puede interesar:

* Porsche podría lanzar su primer SUV eléctrico de siete asientos en 2027

Ferrari vislumbra el lanzamiento de cuatro modelos para este año

Renault, Nissan y Mitsubishi refuerzan su alianza hacia el mercado global: qué quieren hacer juntos

En esta nota

autos usados

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain