Cómo es el Shelby Cobra 427 de 1966 que se subastó por cinco millones de dólares

Siendo el único Shelby Cobra 427 Super Snake en existencia, este auto alcanzó la increíble suma de 5,5 millones de dólares en su última subasta celebrada el pasado 27 de marzo

Cómo es el Shelby Cobra 427 de 1966 que se subastó por cinco millones de dólares
Inicialmente fue un modelo de competición y ahora fue vendido por una cifra apoteósica que se suma a un historial de grandes sumas de dinero en torno a este auto excepcional.
Foto: Stasiuk / Shutterstock

Nacido en los años 60, el Shelby Cobra 427 Super Snake proviene del Shelby 427 Competition Roadster, un modelo anterior que había nacido para las altas velocidades propias de las competencias y del cual se fabricaron menos de 30 unidades. Este nuevo ejemplar resultó ser uno de esos modelos que más tarde sería modificado para no escatimar en exclusividad: apenas dos ejemplares fueron intervenidos por los talleres de Shelby American y uno de ellos duró muy poco tiempo en el mundo, ya que fue destruido en un aparatoso accidente causando la muerte de su ocupante. Con la destrucción de su hermano gemelo, este auto pasó a ser el único en su especie, una condición que lo hizo merecedor de la fama que le precede y que lo asocia a grandísimas sumas de dinero que muchos acreedores han ofrecido para lograr tenerlo entre sus manos.

Este auto fue creado para las carreras, pero en 1966 dejó las pistas para curiosamente quedar en manos del que fue su primer propietario, nada más y nada menos que el mismísimo Carroll Shelby, quien ya había iniciado su camino en la construcción de autos, luego de retirarse por problemas de salud del mundo del automovilismo tras una increíble carrera como piloto. Durante ese año se le hicieron nuevos ajustes y se le incorporó un parachoques, silenciadores y un parabrisas, que no estaba dispuesto en la versión original, para poder correrlo legalmente en las calles.

Este ejemplar pasó por varias manos luego de pertenecer a Carroll Shelby. Uno de sus propietarios fue el cantautor estadounidense Jimmy Webb, quien lo adquirió de las manos del mismo Shelby en 1970. Dispone de su carrocería de siempre pintada, además, en el color original y un capó de aluminio bajo el cual se encuentra un motor V8 de 8.0 litros con transmisión automática de tres velocidades.

En 2007, un reconocido coleccionista de autos pagó $5,5 millones por él para luego venderlo por $5,1 millones en 2015. A pesar de las grandes expectativas que se tejieron en torno a la nueva subasta en manos de la casa Barrett-Jackson, el único Shelby Cobra 427 Super Snake fue vendido este 27 de marzo por $5,5 millones, la misma cantidad que alcanzó en su subasta de 2007. Más allá de la sorpresa, sigue siendo una cifra extremadamente alta que se justifica si consideramos la belleza de este auto excepcional.

También te puede interesar

El auto más bonito del mundo según una fórmula matemática: ¿qué opinas?

Encontraron un Porsche 550 Spyder que llevaba 35 años guardado en un contenedor

Subastan un Porsche de 1959 modificado y la puja ya supera los $80,000

Por cuánto se subastó del SafariKar, el auto de caza más extraño del mundo