Consejos de expertos sobre cómo inspeccionar un auto usado

Una evaluación cuidadosa te ayudará a mantenerte alejado de problemas ocultos

carros de venta en tampa de menos de 5000

Los autos usados en Estados Unidos representan una de las mejores opciones para adquirir un vehículo. Crédito: Dreamer Company | Shutterstock

Encontrar un automóvil usado sin problemas no tiene nada que ver con la suerte, sino con la aplicación de una buena investigación y las habilidades de ese análisis. Saber cómo detectar problemas potenciales y determinar qué tan confiable es un vehículo usado puede evitarte costosos dolores de cabeza en el futuro. Los siguientes consejos te ayudan a evitar problemas y encontrar un buen precio.

Comienza investigando todo lo que puedas en Internet. Cuando hayas encontrado uno o dos coches que te interesen, ya sea que los venda un concesionario o de forma privada, empieza a evaluar su condición e historial comunicándote con el vendedor por correo electrónico, teléfono o mensaje de texto.

ventas de carros usados en tampa
Los concesionarios y las subastas de autos usados en Estados Unidos cuentan con grandes inventarios para sus clientes.
Crédito: Mikbiz | Shutterstock

Entiende que es posible que algunos vendedores privados no quieran permitirte probar el vehículo y/o que un mecánico lo inspeccione, por lo que tendrás que decidir si estás de acuerdo con eso. Finalmente, si vas a comprar en un concesionario de carros usados, pregunta qué parte del proceso puedes realizar en línea o por teléfono. Cuanto más papeleo puedas manejar virtualmente, menos tiempo necesitarás pasar en el concesionario.

Haz las preguntas correctas

Ya sea que estés tratando con un vendedor privado o un concesionario de autos usados, hacer estas preguntas básicas puede ayudarte a decidir si vale la pena el viaje para examinar el vehículo más de cerca.

¿Cuantas millas tiene? Si las millas son superiores a 20,000 por año o inferior a 5,000, pregunta por qué. Un auto de alto millaje utilizado en un viaje largo por carretera puede tener menos desgaste que si hiciera muchos viajes cortos o condujera con paradas y arranques. Aún así, toma cualquier afirmación de que “todas estas fueron millas de carretera” con un poco de escepticismo. Además, si bien un millaje reducido es bueno, no garantiza un cuidado adecuado.

¿Cómo está equipado? Ya sea que aparezcan en el anuncio o no, pregunta acerca de las características clave: tipo de transmisión, equipo de seguridad, sistema de audio, control de crucero, asientos eléctricos, Bluetooth, pantallas de entretenimiento traseras, cámara retrovisora y navegación. Una doble verificación podría producir algunos descubrimientos reveladores.

¿Cuál es el estado del carro? Empieza de manera amplia y no interrumpas: el vendedor podría mencionar algo en lo que tú no habrías pensado preguntar.

¿Qué tal la carrocería y el interior? Si estas áreas no fueron tratadas antes, pregunta sobre ellas específicamente.

¿Ha estado implicado en algún accidente? En caso afirmativo, pregunta sobre el alcance del daño, el costo de las reparaciones y quién hizo el trabajo. No te preocupes por rasguños menores, pero piénsalo dos veces antes si un auto ha sufrido una colisión grave.

Cómo ahorrar para comprar un carro
La variedad de autos en venta que existen en el país le permite a las personas escoger entre vehículos usados en muy buen estado y vehículos completamente nuevos.
Crédito: Fahroni | Shutterstock

¿Tiene registros de servicio? Quieres un coche que haya sido bien cuidado. Debería haberse realizado el mantenimiento en los intervalos especificados por el fabricante. Solicita los recibos de cualquier pieza que haya sido reemplazada. Las facturas de los talleres de reparación normalmente indican la lectura del odómetro, lo que te ayuda a verificar el historial.

¿Hay retiros abiertos? Consulta si es necesario realizar algún trabajo de retirada de seguridad en alguna parte del auto. Los concesionarios pueden acceder al historial de retiradas, pero con el VIN, puedes consultar el sitio web del fabricante o el sitio web de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras. Anota el millaje cuando se realizó el trabajo. Para obtener más información, visita el Car Recall Tracker de CR.

Preguntas para vendedores privados

¿Lo has tenido desde que era nuevo? Deseas poder reconstruir el historial de servicio del automóvil. Debes ser escéptico si el propietario afirma haber realizado el mantenimiento pero no puede presentar ningún recibo, o si el coche ha cambiado de propietario varias veces en unos pocos años. Un informe del historial del vehículo puede arrojar más luz sobre esos asuntos.

¿Eres la persona que más lo condujo? Lo ideal sería conocer al conductor o conductores principales del auto para ver si los consideras responsables.

¿Por qué vendes el auto? Busca una explicación plausible en lugar de una historia interesante. Si la respuesta suena evasiva, ten cuidado.

Lee la etiqueta de la ventanilla

La Comisión Federal del Comercio (FCC, por sus siglas en inglés) exige que los concesionarios de autos publiquen una guía del comprador en cada vehículo usado que se ofrece a la venta. Por lo general, pegada en una ventanilla, debes encontrar cierta información, incluida si el vehículo se vende “tal cual” o con garantía, y qué porcentaje de los costos de reparación (si corresponde) está obligado a pagar el concesionario.

mejor momento para comprar un auto
Además de ciertos días de la semana y festivos, ciertos meses son ideales para comprar o arrendar vehículos nuevos o autos usados.
Crédito: Shutterstock

La información de la guía anula cualquier disposición contraria en su contrato de venta. En otras palabras, si la guía dice que el vehículo está cubierto por una garantía, el concesionario debe respetar esa garantía. Si se negocia algún cambio en la cobertura, la guía debe modificarse para reflejarlo antes de la venta.

Si una venta se designa “tal cual”, significa que el concesionario no ofrece garantías sobre el estado del vehículo, por lo que cualquier problema que surja después de haber realizado la compra será tu responsabilidad. Muchos estados no permiten las ventas “tal cual” de vehículos que se venden por más de un precio determinado.

Inspecciona el vehículo cuidadosamente

No importa a quién se lo compres, siempre debes revisar minuciosamente el auto y llevarlo a un mecánico para una inspección completa. Vístete con ropa vieja que no te importe ensuciar y dale una buena revisión al coche.

Haz tu inspección a la luz del día en un día seco, porque los reflejos de la luz pueden hacer que los autos luzcan brillantes y ocultar defectos en la carrocería. El coche debe estar estacionado en una superficie nivelada y no debe haber sido conducido durante al menos una hora antes de la inspección.

Exterior

Estado de la carrocería: Revisa cada panel y el techo en busca de rayones, abolladuras y óxido. Ten cuidado con los paneles desalineados o los espacios grandes, que pueden indicar un ensamblaje descuidado en la fábrica o una reparación de mala calidad. El color y el acabado de la pintura deben ser los mismos en todos los paneles de la carrocería.

Si crees que es posible que se haya reparado una abolladura, coloca un pequeño imán. El imán no se adherirá a un área con masilla para carrocería. Si se han repintado otras partes del auto, es posible que haya pintura adherida a los sellos de goma alrededor del capó y la tapa del maletero.

El óxido es motivo de preocupación, así que revisa la carrocería en busca de pintura con ampollas u óxido visible. Comprueba los pasos de rueda, los paneles de debajo de las puertas y la parte inferior de las puertas.

yonker en miami cerca
Incluso los autos que han sido dañados por el óxido son aceptados en los yonkers de Miami, convirtiéndose en dinero al instante para sus propietarios.
Crédito: Evgenii Panov | Shutterstock

Abre y cierra cada puerta, el capó y el maletero. Levanta y suelta suavemente cada puerta, especialmente la del conductor. Si parece que las bisagras están flojas, es que el carro ha tenido un uso intenso o prolongado. Inspecciona los sellos de goma para ver si están rotos o podridos.

Vidrio: Mira cuidadosamente el vidrio para asegurarte de que no haya grietas ni áreas grandes con picaduras. Un pequeño golpe de piedra puede no ser motivo de alarma, aunque deberías mencionarlo en las negociaciones. Pero las grietas en el parabrisas empeorarán y provocarán una reparación costosa.

Suspensión: Camina alrededor del coche para ver si está nivelado. Empuja hacia abajo en cada esquina. Si los amortiguadores están en buen estado, el auto debería rebotar sólo una vez, no rebotar hacia arriba y hacia abajo. Agarra la parte superior de cada neumático delantero y tira de él hacia adelante y hacia atrás. Si escuchas un ruido metálico, es posible que los cojinetes de las ruedas o las juntas de suspensión estén dañados.

Luces y lentes: Pídele a un amigo que confirme que todas las luces estén funcionando. Asegúrate de que todas las lentes y reflectores de luz estén intactos y no estén agrietados, empañados por humedad o falten.

Neumáticos: Se sabe mucho por los neumáticos. Un auto con menos de, digamos, 20,000 millas, probablemente aún debería tener sus neumáticos originales. Ten cuidado con un auto con poco millaje y llantas nuevas y verifica que las cuatro llantas sean iguales. Si el carro tiene llantas de diferentes marcas, pregunta por qué las reemplazaron.

El desgaste de la banda de rodadura debe ser uniforme en todo su ancho, y el mismo en los neumáticos de los lados izquierdo y derecho del automóvil. Pregunta si los neumáticos se han rotado periódicamente. De lo contrario, el desgaste suele ser más severo en las ruedas motrices.

Los conductores agresivos tienden a desgastar mucho el borde exterior de los neumáticos delanteros, en el borde de la pared lateral. Suponte que el auto ha sido conducido con fuerza si esa área muestra un mayor desgaste.

tienda de rines y llantas cerca de mi
Es recomendable invertir en los mejores neumáticos para evitar tener que reemplazarlos a corto plazo.
Crédito: Krasula | Shutterstock

Los neumáticos que se han conducido sobreinflados tienden a desgastarse más en el medio que en los lados. Los neumáticos crónicamente desinflados muestran más desgaste en los lados. Los neumáticos ahuecados (aquellos desgastados de manera desigual a lo largo de la circunferencia de la banda de rodadura) pueden ser una señal de un problema con la dirección, la suspensión o los frenos.

Además, deben tener al menos 1/16 de pulgada de banda de rodadura para ser legales. Verifica la profundidad de la banda de rodadura con una herramienta para profundidad, disponible en tiendas de autopartes, o con una moneda de veinticinco centavos. Inserta la moneda en la ranura de la banda de rodadura, con la cabeza de Washington hacia abajo. Si puedes ver la parte superior de su cabeza, se debe reemplazar la llanta.

Examina las paredes laterales en busca de raspaduras, grietas o protuberancias, y busca abolladuras o grietas en cada rueda. Comprueba que el repuesto esté en buen estado y que tenga el gato y la llave de tuercas adecuados.

Interior

El interior de un automóvil puede ser lo más importante para ti porque es donde pasarás la mayor parte del tiempo mientras seas el propietario. Así que tómate tu tiempo y échale un vistazo completo.

Olor: Cuando abras la puerta del auto por primera vez, huele el interior. Un olor a humedad o moho podría indicar fugas de agua. Retira las alfombrillas y comprueba si hay manchas de humedad. Un olor acre puede indicar que el coche fue utilizado por un fumador. Revisa el encendedor y el cenicero (si los tiene) en busca de evidencias. Algunos olores, como el moho y el humo, pueden ser muy difíciles de eliminar.

Asientos: Prueba todos los asientos, incluso si probablemente no te sentarás en la parte trasera del coche. La tapicería no debe estar rota ni muy desgastada, especialmente en un auto con poco millaje. Comprueba todos los ajustes del asiento para asegurarte de que funcionan correctamente y que puedes encontrar una buena posición de conducción. Asegúrate de que todos los ajustes funcionen tanto en el asiento del conductor como en el del pasajero.

¡No te olvides de la parte de atrás! Aunque no vayas a sentarte allí con regularidad, prueba cada posición de los asientos para buscar bultos en el acolchado o soporte desigual. Si los asientos se pueden plegar, asegúrate de que el mecanismo de descenso funcione.

comprar carro en Estados Unidos
Los autos usados pueden llegar a ser una buena alternativa para los inmigrantes indocumentados: el mercado es amplio y ofrece precios mucho más reducidos.
Crédito: Alexander Chaikin | Shutterstock

Pedales: La goma de los pedales de freno, embrague y acelerador da una indicación de uso. Un coche con pocas millas no debería mostrar mucho desgaste. La goma de los pedales desgastada en algunos puntos (o nueva) indica que el automóvil se ha manejado mucho.

Botones y controles: Enciende el interruptor de encendido sin arrancar el motor. Debes asegurarte de que todas las luces de advertencia, incluida la luz de verificación del motor, se enciendan durante unos segundos y se apaguen cuando arrancas el motor. Observa si el motor arranca con dificultad cuando está frío y si funciona en ralentí suavemente. Luego prueba cada interruptor, botón y palanca.

Con el motor en marcha, enciende la calefacción al máximo para ver qué tan caliente se pone y con qué rapidez. Prende también el aire acondicionado y asegúrate de que se enfríe rápidamente.

Sistema de sonido: Consulta la recepción en AM, FM y radio satelital. Si el automóvil todavía tiene un reproductor de CD, intenta cargar y expulsar un disco. Lleva tu teléfono inteligente o reproductor de MP3 y conéctalo mediante Bluetooth o por cable. Comprueba si el coche tiene conectividad inalámbrica con Android Auto y Apple CarPlay.

Techo: Revisa el techo interior y la moldura del techo en busca de manchas o hundimientos para ver si hay fugas de agua a través de puertas o ventanas que no encajan bien. Comprueba que el techo solar o el techo corredizo se abra y cierre correctamente y selle bien cuando se cierra. Inspecciona el techo convertible en busca de roturas alumbrándolo con una linterna.

Maletero: Usa tanto la nariz como los ojos. Huele y busca señales de entrada de agua. Mira si la alfombra se siente mojada o huele a humedad, y revisa el hueco de la llanta de refacción en busca de agua u óxido.

Debajo del capó

Lo mejor es realizar estas comprobaciones con el motor en frío. Primero inspecciona el estado general del compartimento del motor. La suciedad y el polvo son normales, pero ten cuidado si ves aceite salpicado sobre el pavimento. También debes estar atento a una batería cubierta de corrosión o cables y mangueras sueltas.

Mangueras y correas: Aprieta las distintas mangueras de goma que van al radiador, aire acondicionado y otras partes. La goma debe ser firme y flexible, no dura como una piedra, ni agrietada ni blanda. Palpa las correas de transmisión para determinar si están deshilachadas.

Líquidos: El manual del propietario indicará dónde buscar para verificar todos los niveles de líquidos. El aceite del motor debe ser de color marrón oscuro o negro, pero no arenoso. Si el aceite es color miel, recién se cambió. Si la varilla medidora tiene gotas de agua o muestra aceite gris o espumoso, podría indicar un bloque del motor agrietado o una junta de culata rota, dos problemas graves.

Comprueba el líquido de la transmisión automática con el motor caliente y en marcha. En algunos carros, la varilla medidora tiene dos conjuntos de marcas para comprobar si el motor está frío o caliente.

El líquido de la transmisión debe ser rosado, no marrón, y oler a aceite, sin olor a “quemado”. La varilla medidora no debe dejar partículas metálicas visibles en el trapo, otra señal de un problema grave. Los líquidos de frenos y dirección asistida deben estar dentro de la zona segura.

Sobrellenando el líquido de transmisión.
Sobrellenar el líquido lubricante de la transmisión puede provocar muchas fallas.
Crédito: Shutterstock

Radiador: Mira dentro del depósito de plástico que está conectado mediante una manguera de goma al radiador. El refrigerante debe ser verdoso o naranja, no lechoso ni oxidado. Las manchas verdosas en el exterior del radiador son un signo seguro de fugas.

Batería: Algunos “libres de mantenimiento” tienen un indicador de carga incorporado: el verde generalmente significa que la batería está en buen estado y el amarillo o negro normalmente significa que se está agotando. Estos revelan el estado de una sola celda y es posible que no brinden una lectura precisa sobre el estado de toda la batería.

Si la batería tiene tapones de llenado, limpia la parte superior con un trapo y luego levanta o desenrosca los tapones con cuidado para observar el nivel del líquido. Un nivel bajo puede significar que la batería ha estado trabajando demasiado. Cualquier mecánico competente puede comprobar el sistema de carga y realizar una prueba de cómo carga la batería.

Vehículos eléctricos e híbridos: Asegúrate de que la batería esté completamente cargada antes de una prueba de manejo, para que puedas observar su autonomía proyectada. En los híbridos, verifica en la pantalla del automóvil para asegurarse de que la batería se esté cargando y descargando mientras manejas.

Debajo del vehículo

Si puedes encontrar el lugar donde suele estar estacionado el auto, busca marcas de charcos viejos de gasolina, aceite, refrigerante o líquido de transmisión. El agua clara que gotea debajo del automóvil en un día caluroso probablemente sea solo agua condensada del aire acondicionado.

Tubo de escape: Palpa si hay residuos. Si está negro y grasoso, significa que hay aceite quemado. La mancha del tubo de escape debe estar seca y de color gris oscuro. Aunque algo de óxido es normal, un óxido intenso podría significar que el coche necesita un nuevo sistema de escape.

Pasos para reparar un tubo de escape roto
El escape del auto es propenso a dañarse.
Crédito: njbfoto | Shutterstock

Debajo: Si el coche es lo suficientemente alto como para deslizarse por abajo, es posible que puedas realizar algunas comprobaciones básicas. Extiende una manta vieja en el suelo y mira debajo del motor con una linterna. Si ves gotas de aceite, fugas de aceite o líquido verde o rojo en el motor o en el pavimento debajo del automóvil, no es una buena señal.

Examina las botas de las juntas de velocidad constante, que son los fuelles redondos de goma negra en los extremos de los semiejes. Si están partidos y pierden grasa, suponte que el automóvil tiene juntas homocinéticas defectuosas, o necesita otra reparación costosa.

Los componentes estructurales con torceduras y abolladuras grandes en los bajos del coche o en el tanque de combustible indican un accidente pasado. La soldadura en el marco sugiere que es posible que se haya reemplazado o cortado una sección para realizar trabajos de reparación. Una capa nueva de pintura puede ocultar reparaciones estructurales recientes.

Llévalo a tu mecánico

Antes de cerrar el trato, haz que un taller de reparación que realiza trabajos de diagnóstico de rutina inspeccione el automóvil. Un concesionario no debería tener problemas en prestarte el coche para que lo revisen, siempre y cuando dejes una identificación. Si un vendedor te dice que no es necesaria una inspección independiente porque el concesionario ya la hizo, insiste en que tu mecánico lo mire. Si un vendedor privado se muestra reacio a permitirte conducir el carro hasta a un taller, ofrécete a seguirlo al lugar de inspección.

Un diagnóstico completo debería costar entre $100 y $150 dólares, pero consulta el precio con antelación. Pídele al mecánico un informe escrito que detalle el estado del coche, indicando los problemas encontrados y el costo de repararlos. Luego podrás utilizar el informe cuando comiences a negociar con el vendedor.

Si no conoces ningún taller de reparación, puedes preguntar el nombre de uno bueno en una tienda local de repuestos para automóviles. Si no consigues obtener referencias, busca un servicio de inspección de automóviles usados a nivel nacional, como SGS o Carchex, o el Car Care Council, una organización respaldada por la industria del mercado de repuestos para automóviles. Ten en cuenta que no existen criterios de rendimiento para las tiendas que figuran en el sitio.

mecanico a domicilio cerca de mi
En todo Estados Unidos existen servicios de mecánicos a domicilio cerca de ti que trabajan las 24 horas del día.
Crédito: Shutterstock

Para comprobar si hay quejas sobre alguna tienda, investiga las empresas en el sitio web del Better Business Bureau. Los miembros de la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA por sus siglas en inglés) pueden utilizar una de sus instalaciones recomendadas.

Si vas a ir a un taller por primera vez, busca certificados o pegatinas para ventanas de la AAA o del Instituto Nacional para la Excelencia en el Servicio Automotriz (ASE, por sus siglas en inglés). Los talleres con certificación AAA deben cumplir ciertos estándares de calidad. La ASE otorga certificados a los mecánicos que aprueban exámenes en cualquiera de las ocho áreas de especialización. La ASE no certifica las tiendas en su conjunto, pero si el 75% de los empleados están certificados por la ASE, la tienda puede llevar el sello.

*************
Te puede interesar:
5 modelos de Lexus usados pero a precio asequible
Los 4 modelos Kia Soul usados ​​más confiables por menos de $15,000 en 2023
Mejores autos usados por menos de $10,000 que puedes conseguir ya mismo
Las 5 ciudades en EEUU con los costos de autos usados más caros
Por precios altos, los compradores de usados deben buscar carros cada vez más viejos

En esta nota

autos usados mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain