Cuál es la diferencia entre llantas de invierno y llantas para verano

Usar las llantas correctas para cada temporada ayudarán a tener un mayor control de tu auto y evitar accidentes. Además el uso de neumáticos incorrectos aceleran el desgaste y su tiempo de vida será más corto

Las llantas para nieve son obligatorias en algunos estados de los Estados Unidos.
Las llantas para nieve son obligatorias en algunos estados de los Estados Unidos.
Foto: manfredrichter / Pixabay

Las llantas de tu auto son más que solo un anillo de goma lleno de aire. Esta es una pieza compleja de ingeniería y formas y está diseñada para sobrepasar una gran cantidad de desafíos. Es por eso que existen diferentes tipos de neumáticos en el mercado, con ventajas específicas que pueden ofrecer a tu vehículo.

Es por eso que en los estados donde las condiciones climáticas son extremas, se recomienda tener dos juegos de llantas, unos para invierno y otros para el verano.  

¿Cuál es la diferencia entre llantas de invierno y llantas para verano?

Las llantas para invierno y para verano cuentan con diferentes diseños y características que ayudan a controlar el auto, cada una en su respectiva temporada y mantener el auto sobre el pavimento. 

– Llantas para invierno 

Los neumáticos de invierno contienen más caucho natural, el cual los mantiene flexibles en el frío. Cuanto más blandos son, más capaz es el neumático de entrelazarse con la superficie de la carretera, mejorando el agarre y el manejo. A diferencia de los neumáticos de verano, que se endurecen rápidamente en temperaturas frías, los neumáticos de invierno funcionan mejor en temperaturas inferiores a +7 grados C.

Las llantas para invierno también tienen miles de pequeñas ranuras en los bloques de la banda de rodadura, los cuales están diseñados para dispersar el agua y evitar el aquaplaning. Estas ranuras muerden la nieve, el aguanieve y el hielo, proporcionando un agarre óptimo con la carretera.

Por otra parte, las llantas para nieve tienen un dibujo profundo de la banda de rodadura. Esto proporciona una cavidad para la nieve. Curiosamente, nada agarra la nieve mejor que la nieve, y la nieve compactada intensifica el efecto de agarre, agregando tracción para empujar el vehículo hacia adelante en carreteras nevadas y heladas.

– Llantas para verano

Los neumáticos de verano tienen un compuesto de caucho específico que ofrece un excelente agarre y manejo tanto en carreteras secas como mojadas en condiciones más cálidas. También tienen una resistencia a la rodadura reducida y, por lo tanto, proporcionan una mayor eficiencia de combustible y generan menos ruido en la carretera.

El dibujo de la banda de rodadura de un neumático de verano es más aerodinámico que el de un neumático de invierno, con menos ranuras para la separación del agua, lo que maximiza la zona de contacto con la carretera. Todo esto hace que el vehículo tenga una tracción y frenado superiores durante los meses secos de verano.

***

Te puede interesar:

Técnicas para enfriar tu auto cuando se sobrecalienta

Paso a paso, la manera correcta de ponerle aceite al motor de tu auto