Cuáles son los beneficios de tener una licencia de conducir comercial en Estados Unidos

Las licencias comerciales en Estados Unidos están destinadas a conductores con amplias habilidades para operar vehículos con especificaciones muy distintas a los habituales

Foto referencial de dos hombres entregando paquetes.

Tener una licencia comercial es una prueba de que puedes operar vehículos que el conductor promedio no podría conducir. Crédito: Tima Miroshnichenko | Pexels

Las licencias de conducir comerciales (CDL) son específicas para ciertos tipos de vehículos, generalmente aquellos que implican carga pesada o transporte de personas. Por tanto, las leyes, privilegios, requisitos y sanciones que recaen sobre este tipo de licencia son muy distintas a las que se relacionan con una licencia de conducir estándar.

Para obtener una licencia comercial prácticamente debes demostrar que tus habilidades frente al volante son infinitas y que estás completamente preparado para controlar vehículos de mayor envergadura e incluso conducir con una carga de materiales peligrosos. Aunque no exista tal jerarquía, este tipo de licencias otorga a sus portadores cierto prestigio porque lo certifica como un conductor con gran experiencia cuyo buen desempeño está comprobado por al menos una década de registros impecables.

En Estados Unidos, el ente que regula todo lo referente a las licencias comerciales es la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes (FMCSA), lo que significa que para que puedas ser considerado como elegible debes cumplir con ciertas reglas federales que esta institución impone, principalmente:

.- Tener 21 años para conducir a través de fronteras estatales y operar un vehículo con materiales peligrosos.

.- No poseer ofensas criminales que te descalifiquen para este tipo de privilegio.

Si eres considerado como elegible, entonces puedes continuar con los pasos para la solicitud de tu licencia comercial. Según las leyes de cada estado, estos procedimientos pueden incluir otras actividades, pero en líneas generales debes:

.- Presentar un examen para solicitar un permiso de aprendiz comercial (CLP). Para esto debes tener a la mano tu licencia de conducir estándar actual, tu registro (récord) como conductor en los últimos 10 años, un examen donde un médico forense te califique como físicamente apto para operar vehículos comerciales (para ello existe un procedimiento aparte). Deberás, además, pasar un examen escrito (prueba de conocimientos con un mínimo de 30 preguntas en la que debes obtener al menos 80% de la calificación máxima). Por último, debes pagar una tarifa asignada.

.- Una vez obtenido el permiso de aprendiz, debes mantenerlo por un mínimo de 14 días.

.- Presentar un examen de habilidades para obtener así tu licencia comercial (CDL). Este examen tiene tres partes: inspección del vehículo, examen de controles básicos y prueba en carretera. Para esto debes tener un vehículo de la misma categoría del que conducirás una vez tengas la licencia.

.- Ciertos estados pueden requerir que además completes un curso de educación para conductores CDL.

Otra cosa que puedes hacer con este tipo de licencias es agregar avales que prueben que estás capacitado para ciertas actividades relacionadas con vehículos comerciales. El transporte de materiales peligrosos es uno de ellos, pero también puedes conseguir un aval para conducir vehículos de pasajeros, escolares o camiones cisterna.

Si eres veterano militar o si trabajas en agricultura, eres médico de emergencia, bombero o estás empleado para quitar nieve y hielo de las calles podrías quedar excento de presentar la prueba de habilidades y solo tendrías que consignar el resto de los requisitos.

También te puede interesar

En esta nota

licencia de conducir

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain