Escasez de chips: ahora Jeep detiene la producción del Gladiator

La escasez de chips semconductores para la producción de autos nuevos continúa deteniendo la producción de diferentes marcas. Jeep ahora se ha visto obligado a detener la fabricación del Gladiator, sumándose a marcas como Ford, GM, Land Rover, entre otras

El Jeep Gladiator es uno de las vehículos de la firma más vendidos que ahora tendrá que esperar para llegar a sus nuevos propietarios.
El Jeep Gladiator es uno de las vehículos de la firma más vendidos que ahora tendrá que esperar para llegar a sus nuevos propietarios.
Foto: Stellantis / Cortesía

Los fabricantes de automóviles están intentando limitar el daño que la escasez de chips en curso está causando en la producción de vehículos, pero en este punto, todos están sintiendo el dolor.

Diferentes marcas de autos han tenido afectaciones derivadas de esta crisis, General Motors, por ejemplo, eliminó una variedad de características de sus camionetas antes de detener por completo la producción de camionetas grandes.

Otra de las marcas que se ha visto afectada es Ford, quien tiene decenas de miles de camionetas esperando los toques finales y ahora, además de otros problemas, ahora, la marca Jeep de Stelantis está sintiendo el dolor.

Jeep Gladiator 2021. / Foto: Cortesía Stellantis.
Jeep Gladiator 2021. / Foto: Cortesía Stellantis.

El Gladiator sufre los estragos de esta crisis

El fabricante de automóviles detiene la producción de su camioneta Gladiator esta semana porque no tiene suficientes semiconductores. La interrupción es relativamente corta frente a los retrasos relacionados con los chips de otras compañías, pero es un dolor de cabeza no deseado de cualquier manera.

El Gladiator se construye únicamente en la planta sur del complejo de ensamblaje de Stellantis en Toledo, Ohio. Como tal, esa es la instalación que se estancará esta semana. Para ser claros, la producción del Wrangler más popular, construido en la planta norte del mismo complejo de ensamblaje, no se verá afectada.

“Stellantis continúa trabajando en estrecha colaboración con nuestros proveedores para mitigar los impactos de fabricación causados ​​por los diversos problemas de la cadena de suministro que enfrenta nuestra industria. Debido a la escasez mundial sin precedentes de microchips, la producción en la planta de ensamblaje de Toledo (Ohio) Sur disminuirá la semana 2 de agosto”, dijo un portavoz de Jeep.

El CEO de Stellantis no visualiza un escenario optimista

Este puede ser un contratiempo relativamente pequeño en el contexto más amplio de la industria, pero el CEO de Stellantis, Carlos Tavares, no es exactamente optimista sobre la situación. En un evento de la Asociación de Prensa Automotriz en Detroit hace dos semanas, el ejecutivo dijo que “la crisis de los semiconductores, por todo lo que veo y no estoy seguro de poder verlo todo, se arrastrará al 22 fácilmente porque no veo suficientes indicios de que la producción adicional de los puntos de abastecimiento de Asia llegará a Occidente en un futuro próximo”.

Otros ejecutivos automotrices han emitido declaraciones similares enfatizando el hecho de que las empresas están haciendo lo mejor que pueden en la situación, pero no está mejorando a un ritmo rápido.

“¿Hay algún impacto este año? Absolutamente”, dijo Mary Barra, CEO de GM a la prensa a principios de mayo. “Pero el equipo sigue trabajando para minimizarlo”, agregó.

Jim Farley, de Ford, también tiene cosas similares que decir, afirmando en una conferencia de ganancias casi al mismo tiempo que “tenemos más momentos de aguas bravas por delante que tenemos que navegar”, señaló.

Entonces, si tienes un Gladiator en orden o deseas comprar uno pronto, tus planes pueden retrasarse un poco. En realidad, si deseas comprar un automóvil ahora en general, es probable que tus planes se retrasen. La alternativa es que terminarás gastando dinero extra en un “ajuste del mercado”. No hace falta decir que ninguna de estas opciones es deseable.

********

TE PUEDE INTERESAR:

Cómo reparar el radiador de tu auto en caso de presentar fallas
Plan de infraestructura bipartidista: cómo ayudará al mercado de autos eléctricos de Estados Unidos