Cuáles son las partes del faro del carro y qué función tienen

Los componentes principales de un faro son la carcasa, el reflector, el foco y los dispersores. Para qué sirve cada uno.

tipos de faros de carros

A veces confundimos faro y foco, pero son dos cosas diferentes.  Crédito: Shutterstock

Cuando sufrimos un choque o los elementos de la iluminación del auto tienen algún problema, rápidamente nos enteramos de que no se trata de una simple “luz”. Veamos qué partes forman el faro de un automóvil.

En primer lugar, es bueno saber que, cuando hablamos de luces de vehículo, utilizamos dos términos para diferenciar. Llamamos ‘faros’ únicamente a las luces delanteras, mientras que las luces de la parte posterior, se consideran ‘pilotos’.

La normativa que regula las luces en los automóviles hace una distinción clara entre estos dos sistemas, que tienen funciones bien diferentes. Los faros de un vehículo son los dispositivos de iluminación que permiten iluminar el trayecto de un vehículo durante la noche, y también permiten que el vehículo sea más visible a los demás, cuando existe una escasa visibilidad. Las luces traseras tiene otra función.

partes del faro de un automóvil
Un carro suele tener cuatro focos desplegados en cada esquina de la parte delantera (amarillas) y trasera del auto (amarillas o rojas).

Cuáles son las partes del faro del carro que debes conocer

Si bien hay distintos tipos de faros, las partes que los componen suelen ser similares. Los elementos o piezas de un faro son las siguientes:

  • Carcasa: es la pieza que combina todos los componentes que conforman el faro. Protege a los diferentes elementos de la suciedad, la humedad y el calor. Suele ir integrado en la carrocería del vehículo, y suele estar fabricada en plásticos muy resistentes.
  • Reflector: los reflectores son más básicos o más complejos en función de la tecnología de proyección con los que se han diseñado. El reflector puede estar hecho de muchos materiales distintos, pero su función siempre es la misma. Captura los rayos de luz que se dispersan alrededor del faro y se canalizan en una única dirección.
Existen cuatro grandes grupos de faros
Crédito: Shutterstock

Los reflectores de algunos vehículos antiguos eran metálicos. Sin embargo, la búsqueda de materiales más livianos y asequibles ha motivado a muchos fabricantes a utilizar otros materiales como los termoplásticos combinados con algunos metales como el aluminio o el silicio. Estos nuevos materiales también han permitido a las marcas tener mucho más margen de maniobra a la hora de diseñar faros.

  • Módulos de proyección: el módulo de dispersión permite controlar la luz a través de elementos ópticos. Son, en definitiva, ópticas. Están presentes en prácticamente todos los faros modernos. Permiten aprovechar al máximo la potencia lumínica de la bombilla. Además, son el otro elemento clave que ha permitido a los fabricantes dar formas tan personalizadas a los faros de los carros más modernos.
  • Dispersores: los dispersores de los autos clásicos eran mucho más sencillos que los que se usan en la actualidad. Más presentes en los carros más antiguos, los dispersores son ópticas que dispersan o concentran el flujo luminoso que genera el reflector. El dispersor se puede reconocer fácilmente porque tiene textura, muy similar a la que se suele ver en la lente del flash de una cámara réflex.
Limpieza con vinagre en faros amarillentos
La calavera o mica es una placa de plástico translúcido o transparente de colores rojo, blanco o amarillo, que cubre las cajas donde se alojan los focos de las luces de un automóvil.
Crédito: Creative Commons

Es importante destacar que los vehículos modernos también tienen dispersores. Sin embargo, son transparentes y no llevan elementos ópticos porque los propios módulos de proyección permiten controlar los haces de luz de forma muy precisa, sin necesidad de añadir más ópticas al conjunto.

Otro detalle interesante es que los dispersores de los autos antiguos solían ser de cristal, por eso solían romperse con suma facilidad. Los carros más modernos suelen tener dispersores plásticos, que son más resistentes, más fáciles de fabricar y, por lo tanto, más baratos. Además, se pueden pulir y alargar su vida útil.

Te puede interesar:

En esta nota

faros de autos mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain