Por qué las mujeres corren mayor riesgo que los hombres durante un accidente automovilístico

Nadie está exento de un accidente automovilístico, sin embargo, un nuevo estudio reveló que las mujeres son más propensas a salir mal heridad durante un choque, y la razón te sorprenderá

Por qué las mujeres corren mayor riesgo que los hombres durante un accidente automovilístico
Las mujeres tienen entre un 20% y un 28% más de probabilidades de morir en un accidente automovilístico.
Foto: Pixabay

Hoy en día, podría decirse que los automóviles son más seguros que nunca gracias a las características de seguridad estándar y los estándares de seguridad más estrictos con los que se fabrican, hecho por el cual es más probable que un conductor o pasajero sobreviva sin lesiones a un accidente automovilístico. Sin embargo, un nuevo estudio realizado por el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras encontró que las mujeres tienen un mayor riesgo de lesiones que los hombres.

Después de determinar causas como la elección del vehículo, el estudio analiza formas bastante obvias en las que los investigadores pueden trabajar con los fabricantes de automóviles para mejorar la seguridad del vehículo para las mujeres específicamente.

¿Por qué las mujeres son más propensas a lesionarse en un accidente automovilístico?

Si bien el estudio del IIHS enumera múltiples razones por las que las mujeres tienen más probabilidades de lesionarse en un accidente automovilístico, una se destaca sobre las demás. Según el IIHS, las mujeres en promedio conducen automóviles más pequeños y livianos que los hombres. Dado el tamaño más pequeño, estos autos compactos tienden a tener índices de seguridad de choque más bajos que los vehículos más grandes.

El tipo de auto que eligen las mujeres al conducir es de gran relevancia para la seguridad en carretera.

Según el IIHS, hombres y mujeres conducen minivans y SUV’s a tasas similares y, como resultado, no hay una gran diferencia en términos de accidentes automovilísticos. Sin embargo, el IIHS encontró que el 70% de las mujeres chocaban en automóviles en comparación con el 60% de los hombres. Además, alrededor del 20% de los hombres se estrellaron en camionetas, en comparación con sólo el 5% de las mujeres. Dada la disparidad de tamaño entre los vehículos, los hombres estaban mejor en estos choques.

El estudio del IIHS examinó las estadísticas de accidentes automovilísticos frontales y laterales de 1998 a 2015. Los hallazgos revelaron que las mujeres tenían tres veces más probabilidades de sufrir lesiones moderadas, como una fractura de hueso o una conmoción cerebral. Además, las mujeres tenían el doble de probabilidades de sufrir daños graves, como un pulmón colapsado o una lesión cerebral traumática.

Las mujeres corren un mayor riesgo, en parte debido a los hombres

El estudio encontró que estas estadísticas de accidentes automovilísticos también se vieron directamente afectadas por la forma en que los hombres y las mujeres chocan. En términos de choques de impacto lateral y de adelante hacia atrás, el estudio del IIHS encontró que, en promedio, los hombres tienen más probabilidades de conducir el vehículo que golpea en lugar del que es golpeado.

Los hombres conducen más millas en promedio y son más propensos a participar en conductas de riesgo. Estos incluyen exceso de velocidad, conducir en estado de ebriedad y no usar el cinturón de seguridad.

A pesar de que los hombres son más propensos a terminar en situaciones de accidentes automovilísticos fatales, el IIHS encontró que las mujeres tienen entre un 20% y un 28% más de probabilidades de morir. Además, el estudio encontró que las mujeres tienen entre un 37% y un 73% más de probabilidades de sufrir lesiones graves. Independientemente de la causa, estos resultados apuntan a una mala seguridad del vehículo, específicamente para las mujeres.

Las pruebas de choque sesgadas son la raíz del problema

La forma en que solucionamos estos problemas de accidentes automovilísticos es sorprendentemente simple. El maniquí de prueba de choque estándar de la industria que ha existido desde la década de 1970 pesa 171 libras y mide 5 pies y 9 pulgadas de alto. El problema aquí es que el maniquí está modelado para probar el macho promedio.

En contraste, el muñeco femenino mide 4 pies y 11 pulgadas de alto. Como era de esperar, este pequeño tamaño representa solo el 5% de las mujeres.

Según el IIHS, existe la necesidad de desarrollar nuevos maniquíes de prueba de choque para reflejar cómo reaccionan los cuerpos de las mujeres durante un accidente automovilístico. Si bien esto parece la solución obvia, la pregunta sigue siendo: ¿Por qué no se hizo esto hace décadas? Desafortunadamente, parece que las tasas más altas de mortalidad y lesiones fueron lo único lo suficientemente significativo como para alertar a los investigadores sobre este importante problema.

*********

TE PUEDE INTERESAR:

Las últimas 2 camionetas con transmisión manual que puedes comprar todavía
Este Ferrari Enzo de 6 millones de dólares es el mejor papamóvil jamás fabricado