Qué es el AdBlue para autos diésel y cómo funciona

Añadir AdBlue a tu vehículo diésel es indispensable para un buen funcionamiento del motor, de lo contrario podría tener grandes consecuencias

El AdBlue se añade a través de un depósito independiente ubicado normalmente al lado del deposito de diésel.
El AdBlue se añade a través de un depósito independiente ubicado normalmente al lado del deposito de diésel.
Foto: Pixabay

Si tienes un auto diésel o estás pensando en adquirir uno, probablemente hayas escuchado hablar del AdBlue, y si no, tienes que saber acerca de este componente que se ha convertido en un elemento indispensable para los coches con motores diésel modernos.

¿Qué es el AdBlue y cómo funciona?

El AdBlue es una tecnología obligada para cumplir con los límites de emisiones de NOx, está compuesto de una solución con hasta un 32,5% de urea que ha sido formulada para neutralizar los óxidos de Nitrógeno (NOx) que generan los motores diésel durante su funcionamiento.

Dicha solución se concentra en un depósito independiente del auto y es inyectada en un catalizador instalado en el escape, provocando una reacción química que convierte los NOx en Nitrógeno y agua.

La cantidad de AdBlue y el funcionamiento de la solución dependerá del trabajo de cada motor, sin embargo, se utilizará más AdBlue cuando sean mayores las emisiones del vehículo. Por ejemplo, la conducción urbana provoca un mayor consumo, mientras que los recorridos a régimen sostenido por autopista requieren menos.

De acuerdo con información de Diariomotor, un depósito de AdBlue puede durar alrededor de los 15.000 kilómetros, aunque obviamente puede variar en función del uso del automóvil y la capacidad del depósito. El repostaje de AdBlue se realiza regularmente a través de una toma independiente junto a la boca de llenado del combustible, o en el maletero, accediendo directamente al depósito de urea que está ubicado bajo el doble fondo o la llanta de refacción.

¿Qué pasa si no uso AdBlue?

Usar una solución de baja calidad, o urea adulterada, lo más probable es que el vehículo sufra una avería en el sistema SCR del motor diésel. El inyector y el propio catalizador donde se produce la reacción química podrían presentar un daño irreparable, resultando en un costoso reemplazo de estos componente.

Cabe señalar que los motores diésel modernos están programados para dejar de funcionar si el sistema SCR no trabaja de forma correcta, permitiendo un kilometraje mínimo para poder acudir al taller, pero impidiendo su puesta en marcha una vez que se agote ese kilometraje.

**********

TE PUEDE INTERESAR: