¿Qué es el control de tracción y cómo funciona?

El control de tracción es un sistema de seguridad automovilística lanzado al mercado por Bosch en 1986 y diseñado para prevenir la pérdida de adherencia de las ruedas

Depende del fabricante de autos y el tipo de vehículos.
Depende del fabricante de autos y el tipo de vehículos.
Foto: Leon Neal / Getty Images

Los vehículos funcionan gracias al trabajo de muchos elementos tanto mecánicos como eléctricos y cada uno tiene un alto grado de importancia.

La mayoría de los vehículos cuentan con sensores, incluso algunos parecen inofensivos como el de la puerta, los neumáticos bajos, la batería, los ABS frenos, el control de estabilidad y el control de tracción que nos ayudan a tener una conducción más segura.

¿Qué es el control de tracción?

El control de tracción es un sistema de seguridad automovilística lanzado al mercado por Bosch en 1986 y diseñado para prevenir la pérdida de adherencia de las ruedas, de tal forma que éstas no patinen cuando el conductor se excede en la aceleración del vehículo o el suelo está muy deslizante.

El sistema de control de tracción utiliza los sensores del ABS para detectar si una de las ruedas delanteras gira a diferente velocidad respecto a las ruedas traseras. Cuando esto llega a suceder puede cortar la inyección de combustible con el fin de que las ruedas disminuyan su velocidad y no se patinen.

¿Cómo funciona?

El control de tracción funciona de diferentes formas, todo depende del fabricante de autos y el tipo de vehículos.

Sin embargo, los sistemas de control de tracción más utilizados aplican el ABS a la rueda que patina o reducen la potencia del motor cuando se detecta el patinaje de la rueda. Estos sistemas retardan la potencia de una, dos, tres o las cuatro ruedas, según la transmisión del vehículo, cuando una rueda pierde tracción, informó The Drive en un artículo.

Todo esto es un esfuerzo por mitigar el deslizamiento y ayudar a impulsar el vehículo en la dirección de la marcha. Ya sabes, ser capaz de conducir el coche cada vez que el clima se convierte en una ventisca, agregó.

El sistema trata de recuperar adherencia al piso con las siguientes acciones.

– Retardar o suprimir la chispa a uno o más cilindros.
– Reducir la inyección de combustible a uno o más cilindros.
– Frenar la rueda que ha perdido adherencia.

Si no conducimos de una manera moderada, podemos obligarlo a trabajar demasiado: por un lado, se somete a un gran esfuerzo a los frenos y por otro, los cortes secos de aceleración provocan movimientos bastante bruscos del motor sobre sus soportes y envejecen de forma prematura.

***

Te puede interesar:

Estos son los mejores productos para darle brillo a tus llantas.

Fallas que nos indican cuándo la bomba de gasolina esta fallando