¿Qué es el control electrónico de estabilidad y cómo funciona?

El control de tracción ayuda al vehículo a no perder adherencia en línea recta y el control de estabilidad mantiene al automóvil en control durante movimientos bruscos

Mantiene el vehículo conduciendo en línea recta.
Mantiene el vehículo conduciendo en línea recta.
Foto: Lorenzo Hamers / Unsplash

Los vehículos funcionan gracias al trabajo de muchos elementos tanto mecánicos como eléctricos y cada uno tiene un alto grado de importancia.

La mayoría de los vehículos cuentan con sensores, incluso algunos parecen inofensivos como el de la puerta, los neumáticos bajos, la batería , pero hay otras como el motor, los ABS frenos y el control de estabilidad que deben ser atendidos de inmediato.

La función de los sensores, sistemas de seguridad y sistemas de conducción son indispensables para poder garantizar la seguridad y buen funcionamiento de los autos.

El control de estabilidad ha ayudado a mantener a los conductores en la carretera desde mediados de la década de 1990 y solo se ha vuelto cada vez mejor, ayudando a salvar innumerables vidas.

¿Qué es el control electrónico de estabilidad?

El control de estabilidad es un avanzado sistema que ayuda al conductor a mantener el control de la unidad frenando de manera automática e independiente, frenando el neumático que sea necesario para regular la estabilidad y distribuir el torque a la llanta con mayor tracción para recuperar el control del vehículo en casos donde la adherencia o tracción se ven afectados y pueda ocasionar la pérdida de control total, dijo Soloautos.mx en un artículo.

En otras palabras. este sistema electrónico nos ayuda a  para mantener su vehículo conduciendo en línea recta cuando el clima o la superficie de la carretera se vuelven inclementes o resbaladizas. 

¿Cómo funciona?

El control de estabilidad funciona con un sistema de diferentes sensores colocados a travez de todo el vehículo. Estos sensores monitorean el cabeceo, balanceo y  y funcionan junto con el sistema de control de tracción del vehículo.

El control de estabilidad se activa cuando los sensores detectan que el conductor está perdiendo el control de la dirección del automóvil. Cuando eso ocurre, el sistema limita el torque y la potencia para poder  activar el ABS del automóvil y reducir el deslizamiento.

En otras palabras, el control de tracción ayuda al vehículo a no perder adherencia en línea recta, mientras que el control de estabilidad mantiene al automóvil en control durante movimientos bruscos de a dirección o curvas a alta velocidad.

***

Te puede interesar:

Por qué la luz ABS prende en el tablero del auto

Toyota supera a Volkswagen como el mayor productor de autos del mundo