Qué revisar en tu auto después de una tormenta de nieve

La corrosión es el mayor daño que probablemente un auto sufre después de las tormenta de nieve durante el invierno

Qué revisar en tu auto después de una tormenta de nieve
El invierno puede trae fuertes cantidades de nieve que afectan al auto.
Foto: Nathan Van Egmond / Unsplash

El invierno es una de las temporadas climáticas que más pueden afectar gravemente a nuestro auto. Por eso cuando la temperatura empieza a cambiar debemos revisar el vehículo y estar seguros que no hay daños provocados por todo lo que el invierno causa.

El invierno puede traer fuertes tormentas, nieve, neblina y fuertes aires,  para los cuales debes estar preparado y tener mucho cuidado. Sin embargo, el invierno puede provocar daños o averías que se deben reparar antes de conducir el auto normalmente.  

Por ejemplo, en muchos lugares de los Estados Unidos la temporada de invierno trae fuertes cantidades de nieve y hielo que inundan las calles y carreteras, en estos casos la sal es usada para ayudar a derretir la nieve que impide el paso de los auto

Lo malo de usar la sal para derretir la nieve, es que este mineral puede causar graves daños a la pintura e incluso acelerar el proceso de oxidación. 

Aquí hemos reunido algunos puntos que debemos de revisar en el auto después de una tormenta de nieve. 

Recomendamos que si nota alguno de estos problemas en su auto, lo lleve con su mecánico de confianza para que haga las reparaciones necesarias. 

1- Corrosión

La corrosión es el mayor daño que probablemente un auto sufre después de una tormenta de nieve.

La corrosión, provoca una disminución de las propiedades mecánicas y físicas y un debilitamiento del acero que conlleva un deterioro progresivo de la estructura del vehículo. Este deterioro aumenta el riesgo de provocar deformaciones y puntos débiles en la carrocería, que pueden transformarse en zonas de rotura en caso de colisión.

2- Óxido

Si la parte inferior de su automóvil se deja mojada durante demasiado tiempo, puede comenzar a oxidarse. ¿Por qué es tan malo? Bueno, el óxido puede obstaculizar seriamente la funcionalidad del sistema de frenos. Sabrá que están oxidados si chillan y chillan una vez que pueda conducir.

3- Batería agotada 

La temperatura ideal a la que debe trabajar la batería del coche es de unos 25ºC. Cualquier desviación que se produzca en dicha temperatura, ya sea porque suban o bajen las temperaturas, puede afectar a su rendimiento y acortar su vida útil. Si la batería de tu vehículo ya tiene algunos años, durante el verano puede sufrir algún daño o incluso dejar de funcionar, informó Grupo Centers Auto en su blog.

La batería tiene muchas funciones importantes en un automóvil y la mayoría están relacionadas con el sistema eléctrico de auto. Por eso es muy importante siempre estar pendiente y mantenerla en las mejores condiciones.

“La planificación y el mantenimiento preventivo son importantes durante todo el año, pero especialmente cuando se trata de conducir en invierno”, explica la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), cuya misión es “salvar vidas, prevenir lesiones, reducir accidentes relacionados con vehículos”.

***

Te puede interesar:

Jeep devela precios para la Jeep Wrangler Rubicon 392 2021, la más rápida y potente del momento

Los mejores dispositivos para prevenir un robo de autos

Cómo es la nueva Ford Shelby F-250 Super Baja