Tesla es acusada de ignorar y encubrir los defectos de suspensión del Model S y Model X, pero la marca culpa a los conductores

Los propietarios alegan que Tesla sigue culpando a los conductores por el problema en lugar de tomarse en serio la seguridad de sus vehículos eléctricos Model S y Model X

Tesla Model X. / Foto: Cortesía Tesla.
Tesla Model X. / Foto: Cortesía Tesla.
Foto: Cortesía

Una nueva demanda colectiva llega para Tesla debido a que los propietarios de algunos de sus modelos alegan que el fabricante de automóviles con sede en California continúa ignorando los problemas de seguridad de suspensión específicamente en los Model S y Model X. La demanda, presentada en un tribunal federal de California, abarca 101 páginas y alega que Tesla no solo no cumplió con su deber como fabricante de automóviles de garantizar la seguridad de los propietarios, sino que trabajó activamente para encubrir el problema.

“Tesla está jugando con la vida y la seguridad de cientos de miles de conductores y pasajeros adicionales cuyas piezas de suspensión de vehículos (están) en riesgo inminente de fallar”, señala la demanda.

Tesla Model S. / Foto: Cortesía Tesla.

La demanda, que incluye docenas de páginas dedicadas a las quejas presentadas ante la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras en torno al tema, proporciona evidencia en nombre de los demandantes que alegan el plan de encubrimiento de Tesla. También apunta a un retiro en China que vio casi todos los Model S y Model X vendidos localmente incluidos para abordar el problema exacto que Tesla supuestamente ignoró en los Estados Unidos.

¿Dónde se localiza la falla exactamente en los autos de Tesla?

El problema se refiere específicamente a los vehículos Model S y Model X fabricados entre 2013 y 2018 y se centra en los componentes del conjunto del brazo de control de la suspensión delantera y trasera supuestamente defectuosos. Cuando estos componentes fallan, la rueda comienza a separarse de la suspensión, lo que hace que los conductores pierdan el control del automóvil.

Tesla continúa achacando el problema al abuso de los conductores; los propietarios están totalmente en desacuerdo. La demanda también incluye ejemplos que indican que algunos propietarios vieron que una rueda se desprendía por completo del automóvil.

Tesla Model X.

Según los demandantes, Tesla trabajó para eludir las enormes sumas de dinero que costaría retirar los autos y, en su lugar, emitió boletines de servicio técnico menores para tratar de abordar los problemas. También hay acusaciones de que el fabricante de automóviles requirió que algunos propietarios firmaran acuerdos de confidencialidad a cambio de “reparaciones de buena voluntad”.

Ahora, el tema está en manos del sistema legal. Tesla no opera un departamento de relaciones públicas para recibir solicitudes de comentarios, pero con el tiempo, sabremos el resultado final de esta situación.

**********

TE PUEDE INTERESAR: