Tres razones por las que no debes dejar que tu perro o mascota viajen en el asiento del copiloto

Los peligros en carretera son bastantes y sumar a ello una distracción provocada por tu mascota podría ser mortal. Es por eso que debes asegurarte de que tu mascota viaja de forma segura y a bordo de un automóvil adecuado

Las mascotas también deben usar un arnés de seguridad a la hora de viajar en un auto.
Las mascotas también deben usar un arnés de seguridad a la hora de viajar en un auto.
Foto: Pixabay

Para los amantes de las mascotas, salir a la carretera con tu adorable perro como copiloto, incluso si conduces hasta la tienda de comestibles, es una experiencia única, sobre todo cuando la mascota viaja como tu compañero copiloto. Sin embargo, esto es en realidad un gran error, ya que no le estás haciendo ningún bien a tu perro y tampoco a ti.

¿Por qué no es seguro que tu perro se siente en el asiento del pasajero?

1. Un accidente sería mortal

Los accidentes ocurren y pueden ocurrir en una fracción de segundo. Si bien es posible que tu perro quiera andar todo el tiempo a tu lado, el asiento del pasajero delantero es un lugar peligroso para tu mascota. 

El riesgo de un accidente catastrófico aumenta por la falta de ataduras para tu perro. En la mayoría de los casos, los perros a los que se permite viajar en la parte delantera no llevan arnés. Esto significa que, en caso de accidente, habrá una alta probabilidad de que el perro salga disparado a través del parabrisas o alrededor del vehículo, provocando lesiones graves al perro y a los demás pasajeros a bordo.

2. Los airbags son peligrosos para tu mascota

De la misma manera que no son seguros para los niños pequeños, los airbags frontales pueden representar un daño significativo para tu perro. La Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria destaca que un perro sentado en el asiento del pasajero o en el regazo del conductor puede resultar gravemente herido o incluso morir a causa de una bolsa de aire.

3. Los perros son una fuente de distracción

Si bien puede parecer lindo, tener a tu perro en el asiento delantero mientras conduces es un riesgo para ti, el perro y cualquier otra persona a tu alrededor. Sin embargo, según los informes de la AAA, aproximadamente el 29% de los dueños de perros admiten que sus perros los distraen mientras conducen. Un perro sin ataduras más un conductor distraído es una receta para un desastre catastrófico. 

En algunos estados es illegal viajar con tu perro de copilto

Es ilegal tener un perro en el asiento delantero en algunos estados porque se considera una fuente de distracción. De acuerdo con las leyes de Maine, Massachusetts y Connecticut, la policía de tránsito puede multar a un conductor si su perro está en el asiento delantero, desviando la atención del conductor fuera de la carretera.

Como se mencionó, cada estado tiene diferentes leyes con respecto a llevar perros en el automóvil. Si bien algunos estados tienen leyes que prohíben que los perros sin ataduras viajen en el automóvil, otros estados usan un lenguaje ambiguo que requiere que la policía de tránsito tome una decisión si un perro sin ataduras en el vehículo está causando distracción al conducir.

¿Cómo evitar un accidente cuando viajas con tu mascota?

Nunca es una buena idea dejar que tu perro viaje en el asiento del pasajero delantero, no importa lo adorables que sean. Para asegurarte de que tu perro esté seguro mientras viajas en tu automóvil, manténlo siempre sujeto, preferiblemente en el asiento trasero. Además, no permitas que el perro saque demasiado la cabeza por la ventana. De esta manera, disminuirás tus posibilidades de distraerte y será más probable que evites un posible accidente. Por último, es importante conseguir un coche que esté diseñado tanto para ti como para tu perro.

**********

TE PUEDE INTERESAR: