¿ Conducir “intoxicado” o “bajo la influencia de…”? Cuál es la diferencia entre un DWI y el DUI para la ley

Manejar bajo los efectos de las drogas o del alcohol es considerado un delito y la mayoría de los estados del país imponen castigos fuertes

Alcoholímetro / Foto: Getty Images
Alcoholímetro / Foto: Getty Images
Foto: ANATOLII BOIKO/AFP / Getty Images

Entre los castigos de tránsito más temidos de los Estados Unidos se encuentra el famoso DUI, o infracción por conducir bajo la influencia de alguna sustancia.

Dicha multa de tráfico puede manchar el historial de manejo de cualquier conductor e incluso terminar en problemas legales severos. Sin embargo, el mayor riesgo de manejar bajo la influencia de alguna sustancia no es la multa, sino el peligro en el que se pone a otros conductores, pasajeros y transeúntes.

Según la Administración Nacional de Seguridad Vial de los Estados Unidos (NHTSA), casi 30 personas mueren al día en el país a causa de accidentes de tránsito provocados por uno o más conductores ebrios.

De no ser por estas medidas tan estrictas, los números de muertes en carreteras probablemente incrementarían.

Pero el alcohol no es la única sustancia que puede poner a un conductor en problemas.

Bajo la umbrela del DUI se encuentran muchas otras sustancias, incluyendo drogas ilegales e incluso medicamentos.

De hecho, muchos conductores no conocen la diferencia entre un DUI y un DWI.

Diferencias entre un DWI y un DUI

El DUI se refiere a conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, mientras que el DWI se refiere a conducir en un estado de intoxicación.

Si bien los dos suenan similares y las leyes de cada estado pueden diferenciar cada uno de diferente manera, la regla general para distinguir a uno del otro se encuentra en el estado en el que un conductor fue multado.

Un DUI puede ser aplicado a un conductor que tal vez no estaba ebrio o drogado, pero que su cuerpo registra alguna sustancia que limita su habilidad para manejar. El DWI, por otra parte, se refiere únicamente a aquellos conductores cuyo nivel de toxicidad es tan alto que es obvio que no pueden operar un vehículo.

En cualquiera de los casos, el DUI y el DWI indica que el conductor conducía o operaba mientras estaba alterado por una substancia y puede ser arrestado.

En algunos estados del país el límite de concentración de alcohol en sangre es de al menos 0.08%, excepto en Utah, donde el límite es de 0.05%.

Como ya mencionamos, las penalizaciones por DUI y DWI varían. En muchos estados, de hecho, conducir en estado de ebriedad se trata como un delito menor, pero los infractores reincidentes pueden enfrentar cargos por delitos graves si es que cometieron otro delito como causar un accidente de auto.

Las sanciones por un DUI o DWi pueden incluir las siguientes:

– Multas
– Suspensión de licencia
– Revocación de licencia
– Tiempo en la cárcel
– Servicio comunitario
– Aumento en tarifas de seguro de auto

Esto sin contar los gastos por un abogado, la sanción impuesta por el estado y un bail bond o fianza, en caso de ser necesario. El juez también te puede enviar a clases de abuso de alcohol u otras sustancias.

***

Te puede interesar:

Estos son los autos compactos 2021 con mejor rendimiento de gasolina

Así funciona el catalizador de un auto para ayudar a reducir las emisiones