Cuál es el sensor de oxígeno en el auto y cuándo hay que reemplazarlo

El sensor de oxígeno se encarga de que la mezcla entre aire y combustible tenga la cantidad correcta de oxígeno. Además este sensor ayuda a que el sistema funcione correctamente para que no expulse gases contaminantes al medio ambiente

Cuál es el sensor de oxígeno en el auto y cuándo hay que reemplazarlo
El sensor de oxígeno regula la cantidad de aire en la mezcla de combustión.
Foto: Shutterstock / Shutterstock

El sensor de oxígeno o sonda lambda es el encargado de medir exactamente el nivel de oxígeno presente en los gases de escape expulsados por el motor.

Este sensor está ubicado dentro del colector de escape de un vehículo y manda la información sobre la quema del combustible al ECU del motor. En otras palabras, el sensor de oxígeno envía una señal a la ECU que indica cuánto oxígeno se encontró en el escape. 

Después de que el sensor de oxígeno envía la información, la ECU ajusta su relación aire-combustible para optimizar la combustión dada la situación actual, y el ciclo se repite.

La mezcla entre oxígeno, gasolina y calor es indispensable para que los motores de combustión interna funcionen. Así que la cantidad correcta de oxígeno es muy importante y para que eso suceda, el sensor oxígeno debe estar siempre en óptimas condiciones.    

Si el sensor de oxígeno se encuentra en mal estado, el motor no tendrá el equilibrio correcto entre aire y combustible, además de que el auto estaría funcionando en circuito abierto todo el tiempo y eso no es bueno para el medio ambiente.

Por eso siempre debemos estar al pendiente y saber cuándo es necesario cambiarlo. Aquí te indicamos algunos síntomas que indican cuándo debemos cambiar el sensor de oxígeno:

– Mal rendimiento del auto. El vehículo puede sentirse lento, inactivo, irregular o con fallas al acelerar. Una mala mezcla aire-combustible durante demasiado tiempo puede causar fallas de encendido, bujías defectuosas o incluso atascar el convertidor catalítico.

Smog test fallido. Si el sensor de oxígeno está en malas condiciones, lo más probable es que pase el smog test, es probable que su auto esté emitiendo demasiada contaminación en forma de monóxido de carbono, hidrocarburos y humo.

– Mal olor. Este puede ser un síntoma temprano de que algo anda mal con su sensor de oxígeno. Normalmente es un olor a “huevo podrido” y se puede incluso extender al interior del auto. Si detectas este mal olor, también podría indicar un problema con el convertidor catalítico.

– Luz de check engine encendida.Un sensor de oxígeno defectuoso puede ser el causante de que la luz de verificación del motor en el tablero se encienda. 

Al notar cualquiera de estos síntomas, debes llevar tu auto a revisar y reemplazar el sensor de oxígeno si es necesario.

***

Te puede interesar:

Chevrolet anunció la presentación del Corvette Z06 2023

Qué significa un título salvage export only de un auto