El Ami de Citroën planea llegar a Estados Unidos de la mano de la empresa de alquiler de autos Free2Move

Free2Move planea introducir el Citroën Ami como una nueva solución de movilidad dentro de su flota de vehículos disponibles en las grandes ciudades de Estados Unidos

El Ami de Citroën planea llegar a Estados Unidos de la mano de la empresa de alquiler de autos Free2Move
A pesar de su apariencia futurista, el Citroën Ami eléctrico, lanzado el año pasado, debe su nombre a un modelo fabricado entre 1961 y 1979.
Foto: Citroën / Cortesía

Lanzado el año pasado como un descendiente directo del IAM UNO Concept, el Citroën Ami no es considerado un auto como tal. La marca francesa lo define como un objeto o cuatriciclo que facilita la movilidad en zonas urbanas. Desde su presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra, resulta común verlo en algunas ciudades de Europa donde ha tenido buena recepción por resultar una solución rápida y efectiva para viajes cortos y por no necesitar de licencia de conducir para ser operado. En los próximos años, no sería extraño verlo en Estados Unidos, según han reportado algunos medios, gracias a una iniciativa de Free2Move, empresa que planea llevarlo como una de sus opciones de transporte en alquiler disponibles en Washington, DC.

Foto producto del Citroën Ami eléctrico
A pesar de su apariencia, el Ami de Citroën no es un automóvil, sino un cuatriciclo u objeto para la movilidad 100% eléctrico./ Foto: cortesía de Citroën.

El Ami dispone solo de dos asientos en su interior, el cual, a pesar de su tamaño, resulta realmente cómodo para sus ocupantes. Es completamente eléctrico y no necesita de tomas especiales para reponer su carga, con una fuente doméstica estándar de 220V basta. Su batería solo necesita tres horas para cargarse y ofrece, una vez cargada, 70 kilómetros de viaje con una velocidad máxima de 45 km/h. Su diseño está favorecido por las vistas panorámicas, haciendo de su interior un habitáculo completamente iluminado pero, al mismo tiempo, pleno de seguridad y confort. Posee, además, muchas soluciones de almacenamiento en la parte interna, justo detrás de los asientos, ofreciendo todo lo necesario para el viaje al alcance de la mano. Con estas características, resulta ser la opción ideal para el transporte público y, en comparación con los autos propios, una alternativa asequible, cero emisiones, de bajo consumo y bajo mantenimiento.

Desde su lanzamiento, Citroën ha ofrecido el Ami no solo para la compra, sino también como una opción ecológica para las grandes empresas de alquiler de vehículos y vehículos compartidos como Free2Move, extendiendo así su accesibilidad en grandes zonas urbanas. Por esa razón, además de tenerlo en sus flotas en algunas ciudades de Europa, es probable que esta compañía no tarde en introducirlo al mercado estadounidense, a pesar de la poca información que se tiene al respecto.

Aunque comparten el mismo nombre, este vehículo eléctrico no está relacionado con uno de los autos más icónicos de Citroën, el Ami 6, un automóvil de segmento fabricado y comercializado por esta firma francesa entre 1961 y 1979.

También te puede interesar

Hyundai presenta un nuevo sistema de seguridad para prevenir los golpes de calor de niños en los autos