Ford retira su Explorer del mercado por defectos en el techo

Según la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en las Carreteras, el número de vehículos afectados por este problema estaría sobre los 600.000

Foto de la Ford Explorer 2017

La medida afectará a los propietarios que tengan modelos de 2016-2019 de la Ford Explorer, según reportaron algunos medios.  Crédito: Ford | Cortesía

Según algunas fuentes, Ford necesitaría retirar algunos modelos de la Ford Explorer por algunos defectos relacionados con la seguridad de los accesorios en sus techos. El problema radica, específicamente, en las piezas que cubren los rieles del techo, las cuales podrían aflojarse y salir disparadas, convirtiéndose en proyectiles que saldrían despedidos cuando el auto se encuentre en movimiento. Al parecer, esto no representaría ningún riesgo para el propietario, pero sí para los conductores que se encuentren detrás, poniéndolos en una grave situación de riesgo. Aunque su tamaño es pequeño, estas piezas podrían terminar causando un grave accidente de tránsito, afectando repentinamente la vida de inocentes y la tranquilidad de los clientes de Ford.

Para llevar a cabo el procedimiento de retiro de acuerdo con las exigencias de la NHTSA, Ford enviará un anuncio a sus clientes para que acudan a concesionario autorizado con la finalidad de hacer los ajustes pertinentes. El personal técnico de la marca estará preparado para sustituir las partes defectuosas eliminando así cualquier posibilidad de riesgo futuro. Según los datos de Ford, los modelos contemplados para realizar esta mejora pertenecen a los años 2016, 2017, 2018 y 2019, sumando un total de 616.967 entre modelo estándar, XLT y Sport y vehículos policiales.

Primer plano de la Ford Explorer 2017 mostrando la marca en la parrilla
Se espera que Ford comience a enviar las notificaciones de retiro a sus clientes a partir del 28 de junio. Las reparaciones no significarán ningún cargo adicional para los propietarios./ Foto: cortesía de Ford.

Se espera que Ford inicie el proceso de notificación a partir del 28 de junio, fijando una fecha para recibir los vehículos en sus centros autorizados y hacer el reemplazo de las piezas defectuosas sin ningún tipo de cargo adicional para los propietarios. Algo similar podría sucederle a Honda, otra marca que ahora es objeto de un estudio llevada a cabo por la Oficina de Investigación de Defectos de la NHTSA para determinar una posible falla en la dirección de sedanes Accord creados entre 2013 y 2015, la cual podría derivar en la perdida de control del auto con consecuencias fatales. De ser comprobada esta falla, Honda deberá pasar por el mismo proceso que sufrirá Ford y que sufrió antes Subaru, cuando debió retirar sus unidades en dos oportunidades desde el año pasado: una por fallas de motor y suspensión y otra, mucho más seria, relacionada con el escándalo de las bolsas de aire Takata.

La Ford Explorer es uno de los vehículos más exitosos de su segmento desde que fue creado en los años noventa. Cuenta ya con siete generaciones y en ella se inspiran otros éxitos de marcas asociadas a Ford como el Lincoln Aviator, el Mercury Mountaineer y el Mazda Navajo.

También te puede interesar

Cómo Chevrolet construyó el camino hacia su primera Silverado eléctrica

En esta nota

industria automotriz sistema de seguridad del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain