Horquillas de la suspensión del auto: qué fallas pueden tener y cuándo dañan a tu vehículo

Las horquillas tienen una vida útil de 89,000 a 99,000 millas, pero los servicios de mantenimiento en la suspensión pueden ayudar a alargar su vida, además no siempre es necesario remplazar toda la horquilla

Suspensión de auto

Suspensión de auto / Foto: Shutterstock Crédito: Shutterstock | Shutterstock

Las horquillas de la suspensión son los elementos encargados de conectar el chasis con el soporte de la llanta y una de sus funciones principales es impedir que la llanta se mueva en dirección horizontal.

Horquillas o brazos de control trabajan junto a los amortiguadores para que las llantas puedan subir y bajar y si alguno de estos se daña, puede tener una mala conducción. Según el año y modelo, los autos pueden tener de dos a cuatro horquillas.

Al igual que otros sistemas, las horquillas de suspensión están compuestas por el hueso, la rótula, buje grande y buje chico.

Si alguno de los elementos que componen la horquilla se desgasta, el auto puede volver a tu auto inestable y su conducción será ineficiente.

Estas son algunas de las fallas que puede provocar una horquilla dañada.

Vibración en el volante. Las juntas y conexiones entre la horquilla y el chasis pueden sufrir desgaste. Este desgaste provoca que sientas que el volante vibra mientras conduces.

Volantazos. Esto puede ser provocado por el desgaste en los tornillos o la horquilla misma.

Ruidos extraños. Los ruidos desde la suspensión pueden provenir de muchas fuentes. Solo debes asegurarte de que los amortiguadores no estén dañados, que la alineación y balanceo estén bien.

¿Cada cuándo se deben cambiar?

Regularmente, las horquillas tienen una vida útil de 89,000 a 99,000 millas. Sin embargo, el mantenimiento de la suspensión puede evitar averías en otros componentes. Además, el lavado de chasis es importante no sólo por estética y para mantener tu auto limpio, también nos ayuda a evitar que partículas extrañas afecten el desempeño del sistema de suspensión.

Debemos recordar que no siempre tienes que cambiar toda la horquilla, puedes cambiar los bujes y la rótula. Es necesario cambiar toda la horquilla cuando tiene un golpe fuerte y está muy dañada.

***

Te puede interesar:

Por qué mi auto se va hacia un lado cuando voy en línea recta

Las 5 aplicaciones de celular que todo conductor debería tener

En esta nota

mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain