Los peligros más comunes de tener un techo corredizo en tu automóvil

Tener un techo corredizo o quemacocos en tu auto puede resultar placentero para disfrutar de un viaje, sin embargo, no siempre es así. A menudo suelen romperse y quitan aerodinámica al vehículo por loq ue deberías pensarlo antes de elegir un auto con esta característica

Los peligros más comunes de tener un techo corredizo en tu automóvil
El sunroof o techo corredizo de un auto puede variar en tamaño dependiendo el modelo y fabricante de autos.
Foto: Pixabay

En un día hermoso, nada mejor que pasear con aire fresco y sol llenando la cabina de tu automóvil. En una noche estrellada, un techo corredizo es igualmente delicioso. Puedes pensar que los techos corredizos o quemacocos son totalmente divertidos y completamente seguros. Pero, de hecho, pueden ser perjudiciales para tu seguridad.

¿Cómo pueden ser peligrosos los techos solares?

Sí, los techos corredizos pueden ser peligrosos, especialmente cuando se rompen sin razón aparente.

En febrero de 2020, la estación de noticias de Orlando WESH reveló que cientos de techos corredizos se rompieron espontáneamente, lo que provocó más de 850 quejas de consumidores ante la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras entre 1995 y 2017. Sin embargo, no todos los que experimentan un percance automovilístico presentan una queja con la NHTSA, por lo que la cantidad de techos de vidrio que explotan podría ser aún mayor.

Consumer Reports investigó y descubrió que romper los techos corredizos no es infrecuente. De hecho, CR dice que los fabricantes de automóviles y las agencias reguladoras son muy conscientes del problema, pero, con algunas excepciones, están haciendo poco al respecto.

Los techos corredizos destrozados no son específicos de ningún fabricante de automóviles. Según Consumer Reports, las marcas más propensas a problemas inesperados con el techo corredizo son Hyundai, Ford, Nissan, Kia, Scion, Toyota, Honda, Volkswagen, Cadillac y BMW.

¿Son lo mismo los techos corredizos y los techos solares?

La gente ha disfrutado de la sensación de apertura total de los techos corredizos desde 193, cuando Nash agregó la función a su lista de opciones. El techo corredizo Nash original estaba hecho de tela plegable, al igual que los de los Volkswagen Beetles en 1950. Los techos de vidrio transparente construidos por American Sunroof Corporation aparecieron por primera vez en los autos Lincoln Mark IV.

La diferencia entre un techo corredizo y un techo solar es mínima. Cuando el término “techo solar” apareció por primera vez, un techo solar era un panel opaco que se podía plegar, abrir, deslizar o quitar temporalmente para permitir que el aire fresco y la luz del sol ingresaran al vehículo.

Los techos corredizos entraron en la ecuación cuando se incorporaron un vidrio fijo y un panel opaco móvil en un techo corredizo. Técnicamente hablando, se puede disfrutar de un techo corredizo sin exponer la cabina del automóvil a una entrada de aire. Ya sea que se use para absorber la luz del sol o para seguir las estrellas en un viaje nocturno, las aberturas en el techo de un vehículo pueden ser extremadamente peligrosas.

Por qué deberías evitar tener un techo corredizo

Al igual que con cualquier opción automotriz, existen ventajas e inconvenientes y aquí hay varias buenas razones para evitar los techos corredizos:

– Son ruidosos e interfieren con la aerodinámica.
– Inevitablemente se rompen
– Añaden demasiado peso
– Ponen el peso en el lugar equivocado
– Roban espacio para la cabeza
– Son demasiado caros
– La gente realmente no los usa
– Nunca se deben hacer agujeros en el techo de un automóvil.
– Los defensores intervinieron, diciendo que un techo abierto hace que la conducción se sienta menos restringida.

Entonces, si deseas esta función, consíguela. Si prefieres esperar hasta que se establezcan las normas de seguridad con respecto a los techos corredizos, házlo. De cualquier manera, conduce con seguridad.

********

TE PUEDE INTERESAR:

El CEO de Jeep asegura que los futuros modelos de la marca podrán conducirse bajo el agua
GMC Sierra y Chevrolet Silverado presentan neumáticos peligrosos para la carretera