Qué sucede si uso mi auto con una licencia de conducir suspendida en Florida

Cuando una licencia ha sido suspendida en el estado de Florida, es importante que el conductor no conduzca con ella hasta que restablezca sus privilegios

Foto referencial de una señal de tránsito con la palabra "stop".

En Florida, una vez que tu licencia es suspendida debes entregarla a las autoridades del DMV. Crédito: Pixabay | Pexels

De acuerdo con las leyes de tránsito de Florida, conducir con una licencia suspendida es un delito cuyas consecuencias estarán determinadas por la gravedad de la ofensa, específicamente por las veces en las cuales el conductor haya repetido este delito sabiendo lo que hacía. A pesar de que el conocimiento sea un agravante, las personas que desconocen el estatus de su licencia y no han notado la suspensión en su registro también pueden ser culpables del delito.

Las condenas por conducir con una licencia suspendida pueden incluir mayor tiempo de suspensión y multas cada vez más altas.

¿Qué sucede si conduzco un auto con una licencia suspendida en Florida?

En el estado de Florida, la licencia puede llegar a ser suspendida por muchas razones, entre ellas la acumulación excesiva de puntos en el historial de conducción, el pago incumplido de algunas multas, conducir bajo los efectos de drogas o alcohol (DUI o DWI) o incluso el incumplimiento del pago del seguro del auto. Sea como sea, se trata de una medida que puede perjudicar al conductor en muchos contextos, más allá del privilegio de conducir: los conductores que tienen una licencia suspendida pueden recibir un aumento considerable en las tarifas del seguro del auto y pueden verse afectados en la búsqueda de empleo debido a su historial.

Por otro lado, cuando se recibe esta medida y el conductor viola el tiempo de suspensión, las sanciones son mucho más severas:

a.) Si lo hace por primera vez, se considera como un delito de segundo grado que conlleva una pena máxima de hasta 60 días en la cárcel y una multa de $500.
b.) Si lo hace por segunda vez, se considera que es un delito de primer grado, el cual conlleva una pena máxima de hasta 1 año de cárcel y una multa de $1000.
c.) Si lo hace por tercera vez, se tratará de un delito grave de tercer grado. Los infractores enfrentan una sentencia de cárcel mínima de 10 días hasta 5 años de prisión, y una multa de hasta $5,000.

Cuando un conductor continúa violando las suspensiones y se repite constantemente este tipo de sanción, las autoridades lo considerarán un infractor de tráfico recurrente (HTO, por sus siglas en inglés) e impondrán una medida mayor: la revocación. Esta medida, a diferencia de la suspensión, implica la cancelación total de los privilegios por un tiempo mayor (al menos 5 años) y supone un nuevo proceso de solicitud de la licencia de conducir. En otras palabras, el conductor no recibe el mismo documento, sino que debe esperar a cumplir el tiempo de la revocación para poder obtener la aprobación de solicitar la licencia de conducir desde cero.

Tanto las suspensiones como las revocaciones suelen afectar el historial por un periodo de tiempo (que puede alcanzar años), aunque el conductor haya resuelto su situación legal y haya cumplido con lo que las autoridades y el Departamento de Seguridad Vial y Vehículos Motorizados (FLHSMV, por sus siglas en inglés) requieran. En ese sentido, tanto la búsqueda de empleo como la tarifa del seguro del auto se verán afectados por ese periodo de tiempo.

También te puede interesar:
Cómo recuperar mi licencia si ha sido suspendida en Florida
Paso a paso: cómo obtener tu licencia de conducir en Florida rápido y sin colas
Cómo saber si la grúa se llevó mi auto ilegalmente en Florida

En esta nota

licencia de conducir

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain