Toyota anunció un sistema de almacenamiento de energía eléctrica a partir de baterías recicladas

La armadora automotriz pretende reutilizar las decenas de miles de baterías que ya cumplieron con su ciclo de vida en el sector automotriz

Toyota encontró una manera de extender la vida útil de las baterías

Toyota contempla que el futuro de la industria estará ligado en gran medida al aprovechamiento de la energía almacenada. Crédito: Pixabay

Recientemente, el fabricante de vehículos Toyota dio conocer que, en colaboración con JERA, compañía especializada en soluciones energéticas, en breve iniciará la construcción del primer sistema de almacenamiento de energía de gran capacidad a partir de baterías de vehículos híbridos y eléctricos antiguos, el cual también estará conectado a la red eléctrica.

El proyecto surge en respuesta a la escasez que prevalece en el mercado actual de materias primas para fabricar más baterías, como son el cobalto, litio y níquel.

En este sentido, plantea la reutilización y el reciclaje de baterías antiguas denominadas baterías “de segunda vida”, las cuales ya no cumplen con los estándares de autonomía requeridos para la automoción, pero que pueden emplearse en el almacenamiento estacionario de energía.

La novedad en dicho sistema es su función llamada “barrido”, la cual permite controlar libremente la descarga de energía conectando y desconectando el flujo eléctrico mediante baterías acopladas en serie.

Una ventaja de esta función es que permite la salida directa de corriente alterna de las baterías sin necesidad de transformadores, lo que reduce los costos y evita pérdidas de energía.

Aun cuando las baterías de reaprovechamiento presentan diferencias significativas en cuanto a rendimiento y capacidad, mediante la función de barrido, Toyota encontró la manera de reutilizar su rendimiento al máximo, esto independientemente de su nivel de degradación.

Cabe señalar que, al ser el fabricante con más coches híbridos vendidos en la historia, la compañía nipona cuenta con la experiencia de haber empleado en sus modelos híbridos, baterías de iones de litio, de níquel-hidruro metálico y de plomo-ácido. Así que pretende obtener un beneficio adicional mediante la reutilización de dichos acumuladores en un sistema de almacenamiento de grandes dimensiones, pues vislumbra que ese será el futuro de toda la industria y no sólo del sector automotriz, toda vez que se requerirá de un respaldo a las energías renovables intermitentes como son la eólica y la solar, principalmente.

Este tipo de sistema de almacenamiento estacionario ya se encuentra instalado en la central térmica de Yokkaichi, Japón, y opera conectado a la red eléctrica con una capacidad de 1,260 kWh de almacenamiento, así que probablemente se pondrán en marcha otros más en el interior de la nación asiática

También te puede interesar:

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Revcontent