4 razones por las que el aceite de tu auto huele a gasolina

Demasiada gasolina en el aceite es mala tanto para la economía de combustible como para el vehículo. No querrás que se mezclen porque el gas en el aceite no se quema. Significa el desperdicio de la costosa gasolina

Olor a gasolina en el aceite.

El olor a gasolina en el aceite puede ser una falla grave. Crédito: Shutterstock

El aceite y la gasolina son dos de los fluidos más importantes en los autos. Estos dos ayudan en gran medida a que todo el vehículo funciones, sin embargo, en ningún momento se mezclan y si llega a pasar es en pocas cantidades.

A pesar de que el aceite y la gasolina no se deben mezclar, existen fallas que provocan que estos dos se mezclen.

Si el aceite de tu auto huele a gasolina, no es una buena señal porque significa que se ha mezclado una gran cantidad de gas en el aceite y podría ser un problema grave. Si esto pasa, debes revisar tu auto y saber qué tan grave es el problema y por qué sucede esto para evitar un problema mayor.

Por eso, aquí te decimos cuatro razones por las que el aceite de tu auto huele a gasolina.

1.- Anillos de pistón desgastados

El motor tiene varios cilindros y pistones. Este último sella la cámara de combustión del cárter con la ayuda de anillos de pistón. Pero una pequeña cantidad de combustible se filtra al aceite del motor a través de ese sello, lo cual es completamente normal.

Una gran cantidad de combustible puede fluir hacia el cárter de aceite cuando los anillos del pistón están desgastados o la cámara del cilindro no se enciende correctamente. También puede ocurrir cuando el carburador pasa por un suministro de combustible interrumpido sin pisar el pedal del acelerador o cuando el inyector de combustible está atascado en una posición abierta.

2.- Mezcla de combustible demasiado rica

Un problema con varios tipos de sensores también puede hacer que la mezcla de combustible se vuelva demasiado rica. El sensor de temperatura del refrigerante, el sensor MAP, el sensor de temperatura del aire de admisión, el sensor de flujo de aire masivo y el sensor de O2 dañados o rotos pueden ser los causantes de problemas.

Una mezcla de combustible rica significa que la cámara de combustión no puede encender todo el combustible que contiene. Entonces, una cierta cantidad de gas terminará en el cárter de aceite a través de los anillos del pistón.

3.- Conducción frecuente de distancias cortas

Una pequeña cantidad de gasolina siempre terminará en el cárter de aceite. Se supone que sale vapor del aceite del motor cuando la temperatura del aceite es alta, y aumenta cuando conduce el vehículo por una distancia larga.

Para conducir una distancia corta, el aceite del motor no se calienta lo suficiente como para expulsar la gasolina mezclada. El resultado es un cárter de aceite lleno de gasolina. Si conduce mucho por distancias más cortas, debe cambiar el aceite del motor y el filtro antes de lo recomendado por el fabricante.

4.- Un inyector de combustible defectuoso

Los autos más nuevos tienen inyectores de combustible que suministran al motor la cantidad necesaria de combustible. Un solenoide está al mando de los inyectores y todo el sistema está regulado por la computadora del vehículo, que calcula con precisión y permite la cantidad correcta de gas en los cilindros.

El combustible extra puede filtrarse en el aceite si el solenoide se rompe o tiene algún defecto. Si se queda en una posición abierta, el gas se filtrará al interior y se mezclará con el aceite. Cuando sucede en una cantidad excesiva, una cantidad de gas fluirá hacia el cárter de aceite y producirá un olor a gas.

***

Te puede interesar:

Cómo debería verse el aceite de auto cuando está en buenas condiciones
3 de los mejores productos para lavar el motor de tu auto

En esta nota

mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain