Clasificaciones de seguridad: cómo usarlas a la hora de comprar un carro

Sea nuevo o usado, comprar un vehículo puede ser mucho más fácil si consideramos las distintas clasificaciones de seguridad que ofrecen algunas agencias, instituciones independientes y sitios web especializados

Clasificaciones de seguridad

Cuando compramos un vehículo podemos usar la información que proporcione la NHTSA, una agencia federal encargada de hacer cumplir los estándares de seguridad en las carreteras. Crédito: T. Schneider | Shutterstock

En Estados Unidos, las clasificaciones de seguridad pueden ser proporcionadas por algunas agencias federales, como la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés). También por el Instituto de Seguros para la Seguridad en Carreteras (IIHS, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro.

Tales clasificaciones resultan de una serie de evaluaciones que estas instituciones realizan para determinar cuán seguro puede ser un vehículo. Con base en los resultados —obtenidos de diferentes pruebas— las mismas emiten calificaciones específicas y, en algunas ocasiones, premios que certifican a los vehículos. Los compradores pueden aprovechar esta información para decidir cuál de todos les conviene más.

Clasificaciones de seguridad en los vehículos
El Kelley Blue Book o Libro Azul es uno de los recursos más utilizados por compradores y vendedores para consultar el valor real de los vehículos, entre otras características.
Crédito: Sharaf Maksumov | Shutterstock

¿Cómo usar las clasificaciones de seguridad para comprar un carro?

Las clasificaciones de seguridad —otorgadas por la NHTSA o por el IIHS— pueden usarse como herramienta si deseamos encontrar un vehículo que se ajuste a nuestras necesidades y, al mismo tiempo, represente una buena inversión a largo plazo en términos de seguridad. Para sacarle mayor provecho a estos recursos, se pueden considerar los siguientes pasos:

  • Investigar: las clasificaciones de seguridad de la NHTSA y el IIHS se pueden consultar en línea y resultan ser muy útiles al momento de escoger un vehículo. En ese sentido, es importante revisar ambas alternativas para determinar si el vehículo que tenemos en mente nos conviene o existen opciones mucho más valiosas.
  • Procesar la información: una clasificación de seguridad —sobre todo la del IIHS— arroja resultados con base en el comportamiento del vehículo durante distintas pruebas de choque, valorando su desempeño como “pobre”, “bueno”, “superior” o “mejor opción de seguridad”. En el caso de la NHTSA, se puede obtener información de su Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos (NCAP, por sus siglas en inglés), que incluye información sobre sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS, por sus siglas en inglés) y tecnologías de seguridad emergentes. Todo esto sirve para ampliar nuestro panorama y determinar las cualidades que buscamos en un vehículo.
  • Comparar modelos: siempre es bueno considerar varios modelos similares de distintas marcas antes de tomar una decisión y compararlos usando la información que arrojen sus clasificaciones de seguridad, en las cuales también se pueden encontrar descripciones detalladas sobre otras características. Estas descripciones son muy valiosas y deben leerse cuidadosamente para contemplar otras ventajas o desventajas relacionadas con la economía de combustible, espacio dentro de la cabina, capacidad del motor o sistemas de asistencia, entre otros factores. Todo esto permite reducir nuestras opciones y enfocarnos en el vehículo que más nos convenga.
  • Consultar con expertos: cuando compramos un vehículo, es recomendable considerar la opinión de expertos para confirmar que estamos haciendo una buena inversión. Los expertos también pueden ser una alternativa para hacer una inspección durante la compra del vehículo, sobre todo si este es usado.
  • Realizar una prueba: solicitar al vendedor una prueba de manejo. De esa manera, se pueden tener detalles de primera mano sobre el desempeño del vehículo en la carretera. También podremos saber si este ofrece comodidad además de seguridad.
Clasificaciones de seguridad
Algunos sitios oficiales de subastas y proveedores de vehículos también ofrecen información relevante que puede ser de gran ayuda al momento de una compra.
Crédito: Sharaf Maksumov | Shutterstock

¿Qué otras clasificaciones de vehículos existen en Estados Unidos?

Las clasificaciones de seguridad solo son ofrecidas por agencias y organizaciones específicas dedicadas a determinar cuánta protección ofrecen los vehículos a sus ocupantes. No obstante, también existen otras fuentes que usan esta información y la complementan con datos adicionales o resultados de estudios independientes. Algunas de las más resaltantes son:

  • Consumer Reports: esta organización sin fines de lucro hace sus propias pruebas de manejo para evaluar la seguridad de los vehículos. Al mismo tiempo, contempla otros factores como confiabilidad y comodidad y genera muy buenas reseñas que pueden ser una gran guía a la hora de comprar.
  • El Kelley Blue Book (KBB): suele ser la fuente más popular para obtener información sobre precios, valor residual y características de los vehículos y es usada tanto por compradores como por proveedores. En ese sentido, puede servir de apoyo para determinar si estamos recibiendo un precio justo.
  • J.D. Power: es uno de los mejores recursos al momento de escoger un vehículo porque ofrece valoraciones de propietarios y realiza sus propias pruebas para medir la calidad de los vehículos conforme pasa el tiempo.
  • Edmunds.com: ofrece reseñas detalladas, evaluaciones de expertos y comparaciones de vehículos, así como precios y datos sobre algunas de las características más resaltantes de cada modelo.
Clasificaciones de seguridad en los vehículos
El IIHS es una organización independiente que hace pruebas de choque para evaluar los niveles de seguridad en cada vehículo. También otorga premios a los vehículos que obtengan buenas calificaciones.
Crédito: betto rodrigues | Shutterstock

También te puede interesar:
¿Por qué los conductores descartan comprar autos eléctricos?
Mejores páginas para comprar autos usados en Estados Unidos durante el 2023
Los pros y los contras de comprar autos usados que han sido chocados
Cómo sacar una licencia para comprar carros en subasta en Estados Unidos
Carros en venta baratos de dueño a dueño en Estados Unidos
Autos usados: consejos para evitar comprar autos robados
Ventajas y desventajas de comprar autos en agencias de leasing de vehículos
Subasta de autos Copart: qué es y cómo comprar carros allí
Autos usados certificados: lo que debes saber antes de comprar

En esta nota

Compra de autos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain