Cómo puedo saber si estoy siendo estafado durante la compra de un auto nuevo

Aunque parezca increíble, hay algunas formas de estafa que se manifiestan durante el proceso de compra de autos nuevos en concesionarios o distribuidores autorizados

Cómo puedo saber si estoy siendo estafado durante la compra de un auto nuevo
Aunque mucha gente las asocia con los autos usados, las estafas también podrían gestarse durante la compra de un auto nuevo.
Foto: Olya Kobruseva / Pexels

Los autos nuevos también se han convertido en una forma de anzuelo que algunos estafadores han usado para atraer a sus víctimas en Estados Unidos. Siendo un país donde la industria automotriz se encuentra en constante auge, muchos concesionarios se aprovechan de la gran demanda para construir una red de prácticas deshonestas donde lamentablemente muchos quedan atrapados. En torno a esta situación, el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) ha analizado la gran cantidad de casos que se asocian con la compra de autos nuevos para construir una lista de las estafas más comunes que se han presentado en el mercado durante los últimos años:

1. Estafa comercial:

El concesionario desaparece los vehículos comerciales omitiendo el valor de intercambio durante la compra. De ese modo se asegura de minimizar el costo de intercambio de tu vehículo y dirigirlo hacia las ofertas que le convengan.

2. Estafa “Emjujar, tirar, remolcar”:

El concesionario da una falsa garantía en los precios de todos los intercambios, pero realmente lo que está haciendo es dejar tu auto viejo sin valor para esta opción. Al final se quedará con el auto sin tener que compensarte por lo que realmente vale.

3. Estafa negativa de capital:

El concesionario se aprovecha de aquellas personas que deben más de lo que cuesta su automóvil actual y las seduce con la idea de ofrecerles un intercambio cuya promesa adicional es cubrir ese capital negativo. Lo que realmente hace es trasladar esa deuda al nuevo préstamo y al final la víctima termina siendo obligada a pagar por ambos vehículos.

4. Estafa de diagrama de cuatro cuadrados:

El concesionario se concentra en cuatro factores durante la compra: precio del coche nuevo, valor comercial del vehículo de intercambio, pago mensual de un nuevo préstamo, entrada. De ese modo, analiza en cual de estos valores te concentras más para aumentar los otros y hacerlo aún más atractivo.

5. Estafa de adición:

El concesionario añade costos adicionales por productos relacionados con el mantenimiento del vehículo o servicios relacionados con él. Durante la compra, eliminará esas adiciones para hacerla parecer una gran oferta.

6. Estafa de puntuación de crédito deficiente:

El concesionario se aprovecha del desconocimiento que puedas tener sobre tu historial crediticio. En ese sentido, puede hacerte creer que tu puntuación de crédito es pobre para exigirte anticipos y pagos mensuales más altos.

7. Estafa de pagos mensuales bajos:

El concesionario aumenta el precio del auto y el plazo del crédito para poder pedirte un pago inicial más alto y atraerte con pagos mensuales muy bajos. A menudo, esta estafa se presenta en casos de compradores que expresan querer pagos mensuales bajos.

8. Estafa ¡sólo por un día!:

El concesionario usa esta estrategia para que los compradores se vean presionados por el poco tiempo de la oferta y no dediquen tiempo a investigar cual es su mejor opción de compra.

9. Estafa de entrega al contado:

El concesionario anima a sus compradores a llevarse el auto a casa antes de finalizar los trámites financieros para otorgar el préstamo. De ese modo comprometen al cliente a quedarse con el auto a pesar de que algunos montos terminen siendo muy distintos a los acordados.

10. Estafa de tarifas excesivas de preparación:

El concesionario exige una tarifa excesiva que justifica con la mentira de que preparará el vehículo, hará todos los trámites necesarios y lo dejará listo para ti lo antes posible.

11. Estafa de garantía adicional o forzada:

El concesionario exige el pago de garantías adicionales con la excusa de que tiene que minimizar el riesgo que tu préstamo representa para el banco.

Todas estas formas de estafa existen y son practicadas por algunos distribuidores en Estados Unidos. A esto se suma la manipulación de automóviles, una forma de estafa muy común en la que el concesionario modifica información relacionada con el número VIN del vehículo, el kilometraje o el motor para vender autos manipulados como nuevos. Frente a todo este panorama, lo más recomendable cuando vas a iniciar la compra de un vehículo nuevo en Estados Unidos es tomarte todo el tiempo posible para prepararte con toda la información que puedas necesitar al respecto. Luego, será el momento de revisar toda la oferta que existe en el mercado antes de tomar la decisión definitiva.

También te puede interesar

¿Qué seguros aplican para la compra de un auto clásico?