Cómo se parcha una llanta: lo que debes que tener y cómo hacerlo

Es imperativo que sepas qué hacer cuando la llanta del auto se vea comprometida por algún factor externo. Si sigues camino a pesar de que la llanta está pinchada, puedes provocar averías en otras partes del vehículo

Si parchas tu llanta de la manera indicada podrías ahorrar bastante dinero en mantenimiento a priori.
Si parchas tu llanta de la manera indicada podrías ahorrar bastante dinero en mantenimiento a priori.
Foto: Magda Ehlers / Pexels

Las llantas de tu vehículo son, sin duda alguna, los 4 elementos más importantes para su integridad debido a que cualquier ruptura en la misma podría resultar directamente en un vehículo intransitable. En ese sentido, hemos recurrido a los expertos de Outside Online para darte todos los detalles sobre qué hacer cuando tu llanta se ve comprometida para que puedas transportarte lo más rápido posible sin ningún estrés de por medio. Los pasos y  preguntas para poder superar una llanta averiada son:

¿Cómo saber si tu llanta está comprometida?

En algunas ocasiones saber si tu llanta ha sido comprometida es un poco complicado, debido a que en varias instancias el sistema de estabilidad de tu vehículo puede hacer parecer que todo está bajo control. Sin embargo, podrás saber si alguna de tus llantas está comprometida si sientes que tu volante comienza a sacudirse aleatoriamente y/o si escuchas un sonido alto cuyo patrón coincide con la rotación de tus ruedas. En cualquier de estos dos casos, te recomendamos parar y revisar que todo esté bajo control debido a que si sigues manejando con una rueda comprometida podrás dañar otras piezas importantes de tu vehículo.

El dilema de la llanta de repuesto

En la actualidad, las llantas de repuesto están lejos de poder ser consideradas una “llanta” debido a que las mismas tienen una resistencia, durabilidad, y tiempo de uso mucho menor a las demás ruedas de tu auto. En ese sentido, es importante que tengas presente que solo podrás usar esa llanta durante el traslado desde el punto A (donde te accidentaste) hasta el punto B (el mecánico), ya que esta no puede ser una respuesta a largo plazo.

¿Cómo parchar mi llanta?

En primera instancia debes contar con todos los instrumentos necesarios para poder parchar tu llanta, y es que podrás encontrar kits de reparación, o instalación, de llanta bastante económicos en tu tienda de repuesto más cercana por lo que podrás ahorrar bastante dinero por un costoso traslado de grúas. En ese sentido, estos son los pasos que debes seguir para parchar tu llanta: 

1- Encuentra el punto de ruptura/infiltración de un elemento extrañolo primero que debes hacer es revisar cada detalle de la rueda para que puedas determinar cuál es el punto exacto donde ocurrió la infiltración para que así puedas tener certeza en qué causó el accidente, pero en caso que no lo consigas y tu llanta solo tenga un hoyo expuesto entonces debes retirarla por completo inmediatamente.

2- Remueve y evalúa la llanta: Cada vehículo posee un manual de uso donde podrás encontrar cada detalle particular sobre cómo cambiar tu llanta. Sin embargo, en línea generales te recomendamos ejercer cada acción con cuidado debido a que la elevación de tu vehículo, en conjunto con la extracción de llanta son procesos que requiere de bastante fuerza y cuidado.

3- Elimina el problema: En caso que no tengas una rueda de repuesto, y debas seguir usando tu misma llanta dañada, te recomendamos eliminar el factor externo que esté causando el problema en tu llanta para después proceder a colocar algún elemento del tamaño de agujero que se encuentre en tu kit de reparo de llanta que mencionamos anteriormente. Asegurate que cada paso que sigas sea acorde con tu manual de uso y el manual de uso de tu kit de asistencia (y reparo) de llanta).

Sin más que agregar te recomendamos siempre tener a la mano el número de un mecánico y grúa para poder llamar a la hora de tener algún problema como el que explicamos anteriormente.

También te podría interesar:

Dodge Charger: Estas son sus 3 ediciones más recomendables

Honda, Genesis y Audi: Los 6 mejores autos pequeños del 2021