Qué debes hacer si explota una llanta mientras manejas

Inmediatamente después de que una llanta te explote haz todo lo posible para no entrar en pánico. Puede parecer contradictorio, pero trata de resistir la tentación de pisar los frenos o corregir demasiado el volante

Auto con llanta explotada.

Si una llanta te explota mientras conduces, es probable que causes un accidente  Crédito: Shutterstock

Los servicios de mantenimiento y las constantes revisiones ayudan a que el auto funcione adecuadamente siempre que lo necesitemos. Cuando todos los sistemas trabajan correctamente, las probabilidades de que algo falle son mínimas.

Sin embargo, las fallas pueden surgir aunque manejes con cuidado y tu auto esté al día con todos sus servicios. Las llantas son un elemento que siempre está expuesto a muchos objetos en la calle, baches, topes y varias cosas más. Estas se pueden ponchar y explotar, mientras estás conduciendo.

Si escuchas un estallido fuerte proveniente de uno de tus neumáticos mientras conduces, es posible que alguno haya explotado. Esto puede hacer que su vehículo pierda el control, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA).

¿Qué ocasiona que un neumático explote? 

Según una nota de Tire Rack, muchas explosiones son causados ​​por llantas desinfladas. Cuando la presión de aire en una llanta es demasiado baja, la llanta puede flexionarse más allá de sus límites, sobrecalentarse y hacer que el caucho pierda su unión con la tela interna de la llanta y el refuerzo de cable de acero.

Car and Driver dice que las explosiones de llantas ocurren con mayor frecuencia cuando conduces por carreteras a velocidades más altas. Hay menos posibilidades en la conducción con paradas y arranques porque el neumático gira lentamente y no acumula tanto calor, aunque aún es posible experimentar una exploción a velocidades más bajas.

¿Qué debes hacer si te explota una llanta mientras conduces?

1.- Antes que nada, no pierdas la calma.

2.- No frenes. Si frenas puedes provocar que las ruedas se bloqueen y provocar una pérdida total de control.

3.- Acelera ligeramente y mantente lo más recto posible.

4.- Reduce la velocidad quitando suavemente el pie del acelerador.

5.- Prende tus intermitentes.

6.- Ahorillate y detente cuando sea seguro.

7.- Cambia el neumático si cuentas con la herramienta y llanta de refacción. Si no puedes hacer el cambio llama a una grúa que te ayude o que te lleve a una vulcanizadora.

***

Te puede interesar:

3 cosas que debes considerar al buscar préstamos para autos usados
Para qué sirve la báscula para recargas de aire acondicionado en autos

En esta nota

llantas del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain