Cómo funciona el sensor de aceleración en los autos

Si el cuerpo de aceleración está demasiado sucio o corroído, lo mejor será desmontarlo y limpiarlo profundamente. Esto puede hacer que el sensor de aceleración no funcione correctamente

El sensor de aceleración es parte del proceso de combustión.
El sensor de aceleración es parte del proceso de combustión.
Foto: Shutterstock

El sensor de aceleración es un pequeño transmisor que se localiza en el cuerpo de mariposa, el cual va instalado justo en la entrada del motor. Se trata de un componente crucial para regular la cantidad de combustible que ingresa al bloque. 

Para identificarlo en tu vehículo, solo necesitas hallar el cuerpo de aceleración, ya que se ubica en el armazón del acelerador. En general, solo existen 2 tipos de este sensor; el primero cuenta con 3 terminales, mientras que el segundo agrega otra para la función de marcha en ralentí.

¿Cómo funciona el sensor de aceleración en tu auto?

El sensor de aceleración es el encargado de identificar el estado en el que se encuentra la mariposa, para después enviar una señal a la Unidad Central Electrónica (ECU, por sus siglas en inglés).

Si el vehículo está apagado, la mariposa también estará cerrada y, en consecuencia, el sensor estará a 0 grados. Sin embargo, puede desplazarse hasta los 100 grados, información que llega de forma instantánea a la computadora del auto. En otras palabras, cuando el conductor pisa el acelerador, el sensor indica que se requiere de una mayor inyección de combustible debido a que la mariposa también permite el ingreso de más aire.

La mariposa define la cantidad de aire que entra al motor, la señal enviada por el sensor de aceleración influye en varios apartados. Tiene injerencia directa en la cantidad de combustible que se inyecta al motor, el control de marcha mínima, la desconexión del aire acondicionado durante aceleraciones bruscas y el funcionamiento del cánister.

¿Cuáles son las fallas más comunes del sensor de aceleración?

Existen algunos síntomas que te ayudan a detectar una avería o mal funcionamiento. Una de las señales más frecuentes que indican un sensor defectuoso es la pérdida de potencia, además de que el motor podría presentar jaloneos marcados. 

Al tratarse de un elemento clave para el proceso de combustión, es altamente probable que veamos encendida la luz de advertencia Check Engine en el cuadro de instrumentos.

Otra falla común de un sensor de aceleración averiado se presenta cuando el auto está estacionado con el motor en marcha. En condiciones normales, debería mantenerse alrededor de las 1,000 revoluciones por minuto. Si percibimos que aumentan o caen sin ninguna clase de presión sobre el pedal, es evidente que tenemos un problema de ralentí con el vehículo, debido a que la unidad de control no puede leer de forma correcta la posición del acelerador.

Es importante que sepas que este sensor de aceleración es un problema serio que debe atenderse a la brevedad, ya que podría conducir a una avería costosa porque compromete el proceso de combustión o derivar en un accidente de gravedad. 

***

Te puede interesar:

Qué es el sensor de presión de aceite
Qué es el enfriador de aceite y cómo funciona en tu auto