Los síntomas que indican que el filtro de aceite del auto debe ser reemplazado

La vida útil de un filtro de aceite ronda los 6,200 millas, lo más recomendable es que se cambie por uno nuevo cada vez que se le realice el cambio de aceite al vehículo. Evita que se acumulen los residuos y que el auto empiece a fallar por un filtro obstruido

El filtro se encarga de quitar las impurezas y suciedades del aceite.
El filtro se encarga de quitar las impurezas y suciedades del aceite.
Foto: jpj2000nl / Pixabay

El filtro de aceite es un elemento de suma importancia para el buen funcionamiento de cualquier vehículo y para garantizar una lubricación adecuada al motor.

El filtro de aceite se encarga de proteger el lubricante de impurezas antes de iniciar el recorrido por el circuito de engrase del motor. Esto es importante porque, a consecuencia de la fricción entre los metales que trabajan dentro del motor, se desprenden residuos metálicos que, de permanecer en el lubricante, acabarían provocando un desgaste superior y una posterior avería. 

Así es que el filtro se llena de contaminantes y escombros que recoge del aceite, por lo tanto, llega el momento en que el filtro deja de funcionar como debe y es necesario cambiar inmediatamente. 

Aunque el filtro se debe cambiar cada que se realiza un cambio de aceite, lo mejor es estar al pendiente por si el auto presenta síntomas de que ya no está funcionando adecuadamente y reemplazarlo lo antes posible.

Por eso, aquí hemos reunido algunos de los síntomas más comunes que indican cuando el filtro de aceite del auto debe ser reemplazado.

1.- Sobrecalentamiento del motor

El filtro de aceite puede llegar a obstruirse si se reemplaza por demasiado tiempo. Los problemas de un filtro de aceite defectuoso puede restringir el flujo de aceite que ingresa al motor y cuando eso suceda, el motor no recibirá la lubricación adecuada para sus componentes móviles.

Eso provoca que el calor que genera la fricción entre los componentes metálicos no pueda ser disipado adecuadamente por el aceite y el sistema de enfriamiento, podría provocar el sobrecalentamiento del motor.

2.- Rendimiento débil del motor

Si se acumulan contaminantes en su motor porque el aceite no se filtra correctamente, entonces disminuirá la capacidad del motor para generar la potencia para la que fue diseñado.

Si el filtro de aceite no es reemplazado en los tiempos recomendados y continúas dejando que este problema no se solucione, el rendimiento solo empeorará.

3.- Humos de escape sucios

Si notas que del escape de tu auto sale humo gris o azul, es posible que tengas un problema de quema de aceite. Esto puede ser el resultado de un filtro de aceite obstruido que hace que el aceite fluya hacia el sistema de escape donde se quema.

4.-  Baja presión de aceite

En situaciones normales, un manómetro de aceite mostrará una cantidad constante de presión de aceite que nunca cambiará. Sin embargo, si ve que la presión del aceite cae erráticamente mientras conduce, es probable que tenga un problema con la presión del aceite.

Una de las causas de la baja presión de aceite puede ser un filtro de aceite con fugas u obstruido que impide que el flujo de aceite entre en el motor.

***

Te puede interesar:

Qué es el brazo de suspensión de tu auto y cuál es su función

5 razones por las que tu auto consume aceite